Busconómico

Recomendaciones para devolver un préstamo

Endeudarse es una decisión que no hay que tomarse a la ligera, sobre todo si se trata de hipotecas o de préstamos personales de cantidades elevadas. Antes de firmar el contrato con la entidad financiera es convenientes haber seguido una serie de recomendaciones que ya recopilamos en este artículo hace un tiempo.

como devolver un préstamoSi podemos evitar endeudarnos mejor, pero si es inevitable, la primera recomendación es hacerlo por la menor cantidad de dinero posible y durante el menor tiempo posible, siempre que la cuota resultante sea asumible.

Una vez seguidas las recomendaciones, elegido el banco con el que vamos a contratar el préstamo y firmado el contrato que nos vincula con la entidad durante el periodo de tiempo inicialmente elegido, es el momento de afrontar la devolución del dinero.

En principio, la amortización del préstamo se realizará de forma periódica y la cantidad podrá ser fija o variable según si el tipo de interés es fijo o se encuentra vinculado a algún indicador.

Durante la vida del crédito, aparte de las cuotas, tendremos la posibilidad de realizar amortizaciones extra que reduzcan la cantidad de dinero que debemos.

Si conseguimos reunir una cierta cantidad de dinero y queremos dedicarla a cancelar deuda es conveniente tener algunos factores en cuenta.

A continuación recogemos algunos consejos y recomendaciones para antes de amortizar capital extra en un préstamo.

  • ¿Disminuir el plazo o la cuota? Cuando realizamos una cancelación parcial debemos elegir si reducimos la cantidad de dinero que pagamos en cada cuota o bien el número de cuotas restantes que quedan por pagar. Habitualmente la mejor opción es la de reducir el número de cuotas, es decir, el tiempo restante para acabar de pagar, ya que nos ahorraremos intereses y cuánto más pronto nos libremos de las deudas mejor.

    Sin embargo, según nuestra situación financiera actual y la cantidad que pagamos cada mes, puede resultar mejor reducir la cuota para ir más desahogados. Es recomendable no dedicar más de un 40% de los ingresos totales a amortizar deudas.
  • Fiscalidad. Los préstamos hipotecarios pueden gozar de ventajas fiscales que en ocasiones resultan bastante beneficiosas, por lo que hay que tenerlo en cuenta porque si reducimos el tiempo de vida de la hipoteca dejaremos de tener estos beneficios más pronto y en ocasiones puede interesar mantenerlos el máximo tiempo posible.
  • Inflación. Cuando el índice de precios al consumo (IPC) sube a ésta subida se la denomina inflación y es la responsable de que el dinero vaya perdiendo valor y cada vez los productos valgan más. Habitualmente, junto a la subida del precio de los bienes también se produce una subida de los salarios, por lo que en préstamos muy largos, como las hipotecas a más de 15 o 20 años, el esfuerzo que supone pagar la cuota mensual será cada vez menor.
  • Invertir en un plazo fijo. Según el tipo de interés ofrecido por los depósitos bancarios, puede resultar más interesante invertir el dinero disponible en un plazo fijo en lugar de dedicarlo a amortizar capital. Actualmente los intereses ofrecidos por los depósitos són muy reducidos, pero si éstos superan el 4% o el 5% es una opción a tener en cuenta. 

    Hablamos de plazos fijos porque son productos muy seguros con riesgo nulo. Si queremos podemos invertir en productos más arriesgados con una rentabilidad superior, pero bajo nuestra propia responsabilidad.
Hay que tener en cuenta antes de contratar un préstamo que si vamos a realizar muchas amortizaciones parciales, es conveniente elegir un banco que ofrezca las comisiones por cancelación más bajas posibles -existen entidades que no cobran comisiones de este tipo-. Quizás éste sea uno de los puntos al que menos atención le presta la mayoría de gente, pero nunca se sabe qué nos depara el futuro y a la hora de querer cancelar o amortizar un préstamo es cuando nos encontramos con la desagradable sorpresa de un gasto con el que no contábamos a priori.

Otra recomendación que mucha gente no conoce es que si tenemos intención de ir amortizando parcialmente nuestro préstamo (esto ocurre por ejemplo en las hipotecas) lo mejor es hacerlo siempre al inicio de éste porque cada vez que hacemos una amortización reducimos también los intereses, con lo cual al final de la vida del préstamo podemos haber ahorrado bastante dinero.

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Me hace falta 500 euros para pagar todo lo de mi bebe
Llevo haciendo el panoli muchos años, siempre he pagado la cuota de mi hipoteca de forma regular, sin preocuparme, hasta que un día un buen amigo me dijo que él lo que hacía es ir amortizando cantidades cada cierto tiempo, de esta forma en el cómputo global lo que hacía era reducir el total del dinero a devolver. En cierto modo también lo que está haciendo es reducir el tiempo, porque al ir amortizando dinero del total (por ejemplo 1000 euros cada trimestre) al final llega un momento en que aunque te queden varios años de hipoteca te puede quedar una cantidad pequeña y entonces la amortizas del tirón. Al final has pagado menos intereses y has liquidado la hipoteca en menos tiempo del establecido. Pues bien, yo lo hice hace poco y el banco me cobró una comisión por amortizar. ¿os podéis creer? está claro que no se puede ser honrado en esta vida y que el banco siempre tiene las de ganar. Os aconsejo que al firmar vuestros préstamos siempre os fijéis en la letra pequeña, y sobre todo en el tema de las amortizaciones parciales o totales. Porque os pueden crujir por ahí.