Busconómico

La regla de los dos meses al compensar pérdidas en tus inversiones: qué es y cómo funciona

Los resultados de una inversión pueden cambiar mucho si tenemos en cuenta los impuestos a pagar por las ganancias que ha generado esa inversión.

Por eso, es importante contar con una buena estrategia fiscal para evitar pagar tantos impuestos y hacer que el dinero rinda mucho más.

Compensar las pérdidas y las ganancias es, en muchos casos, la clave para evitar pagar tantos impuestos por las inversiones.

dudas inversiónPero, para que tu estrategia fiscal tenga efecto, necesitas conocer los entresijos de las pérdidas y las ganancias.

¿Has oído hablar alguna vez de la regla de los dos meses al compensar las pérdidas en las inversiones?

Conocer esta regla, también conocida como “norma antiaplicación”, es fundamental para evitar que tu estrategia fiscal se convierta en un desastre.

Si la tienes en cuenta, la compensación de pérdidas y ganancias será mucho más efectiva.

Cómo se calculan las pérdidas y ganancias

Cuando haces una inversión, esta puede tener como resultado una pérdida o una ganancia patrimonial.

pérdida patrimonialBásicamente, el resultado de la inversión dependerá del valor de la compra y el valor de la venta de los bienes que hayas adquirido (acciones, propiedades, etc.)

Hay algunos casos en los que no se puede computar una pérdida. Esto ocurre, por ejemplo, con los vehículos.

Cuando compras un vehículo a un precio y lo vendes a otro inferior, no se considera pérdida porque se supone que el valor real del coche ha disminuido con el uso y el tiempo.

Sin embargo, si lo vendes más caro, sí que se considera ganancia.

Pero, volviendo al caso de las inversiones en acciones, propiedades, ETFs, etc. Si compraste a 50 € y vendes a 80 €, tendrás una ganancia de 30 €. Mientras que si lo vendes por 30 €, tendrás una pérdida de 20 €.

Compensación de pérdidas y ganancias patrimoniales

La mejor forma de pagar menos impuestos de manera legal es compensar las pérdidas y las ganancias patrimoniales.

Esto significa hacer aflorar las pérdidas cuando hayas invertido con éxito en otro activo; o viceversa. Esta compensación se lleva a cabo en la declaración de la renta.

Hacienda te da la posibilidad de restar a tus ganancias las pérdidas que hayas tenido. De esta forma, solo pagas impuestos por la rentabilidad real.

Ejemplo de compensación de pérdidas y ganancias

Durante el ejercicio has hecho dos inversiones, A y B.

a) En la inversión A, compraste por 1000 € y vendiste por 1600 €. (Tuviste 600 € de ganancias).
b) En la inversión B, compraste por 1200 € y vendiste por 900 €. (Tuviste 300 € de pérdidas).

Tu rentabilidad real fue: 600 - 300 = 300 €. Y es sobre esta cantidad sobre la que tendrás que pagar impuestos, no sobre las ganancias de la inversión A.

Esta compensación se aplica a fondos de inversión, ETFs, acciones, y cualquier otra inversión que signifique pérdida o ganancia patrimonial.

Qué es la Norma FIFO

Algo a tener en cuenta en la compensación de pérdidas y ganancias es la norma FIFO (First In First Out).

Esta es la fórmula que utiliza Hacienda para anotar la compra y venta de las acciones.

Significa que la primera que entra es la primera que sale.

Ejemplo de la Norma FIFO.

Imagina que en enero compras 5 acciones de una empresa.

- En febrero, el precio baja y vuelves a comprar otras 5.

- En marzo, vendes 5 acciones.

Para Hacienda, esas 5 no son de la compra de febrero, sino las 4 primeras de enero. Por lo tanto, al calcular la ganancia o la pérdida, lo hará sobre el precio al que compraste las primeras, y no las últimas.

Solo hay una excepción a la norma FIFO. Esta no se aplica cuando los inversores intentan aprovecharse de ella para saltarse las reglas y “engañar” a Hacienda con las pérdidas y ganancias.

Para evitar que esto ocurra, se ha creado la regla de los 2 meses.

La regla de los 2 meses para compensar pérdidas y ganancias

La regla de los 2 meses consiste en evitar una trampa que a casi todos los inversores se les ha ocurrido alguna vez.

compensación pérdidas y gananciasImagina que quieres aflorar pérdidas para compensar determinadas ganancias. Sin embargo, no te quieres deshacer de tus acciones.

Por eso, aprovechas una bajada del precio para vender tus acciones a un precio bajo (con pérdida). Al día siguiente, vuelves a comprarlas, y así sigues teniendo tus acciones.

Esta trampa para compensar ganancias y pérdidas no funciona debido a la regla de los dos meses.

Según esa regla, para poder aprovechar la compensación de pérdidas y ganancias, deben haber pasado, al menos, dos meses desde la venta hasta la compra de los mismos valores.

Por lo tanto, si vendes a un precio bajo para poder utilizar esa pérdida patrimonial y pagar menos impuestos, tendrás que esperar 2 meses para poder comprar las mismas acciones.

Si compras las mismas acciones, warrants, opciones, fondos de inversión o ETF al día siguiente, la semana siguiente o el mes siguiente, no podrás contabilizar esa pérdida.

Una excepción a esta normativa es cuando la inversión se ha realizado en ETF. Si vendes tus activos con una gestora y los compras con otra, podrás burlar la regla de los dos meses.

Ejemplo para entender mejor la regla de los dos meses

No hay nada como un ejemplo para entender mejor cualquier cosa. Y la regla de los dos meses no es una excepción.

Imagina que en el mes de enero compras acciones de Endesa.

En marzo, te das cuenta de que las acciones han disminuido mucho su valor y las vendes.

A partir de aquí, veremos dos supuestos.

  1. En abril, decides volver a comprar las acciones de Endesa porque el precio te resulta interesante. En este caso, no importa cuál fuese la pérdida de marzo. Hacienda no te permitirá utilizarla para compensar ganancias, porque no has esperado dos meses.
  2. A finales de mayo, compras de nuevo las acciones de Endesa. En este caso, como has esperado desde marzo hasta finales de mayo y han transcurrido dos meses, puedes utilizar las pérdidas de marzo para compensar ganancias.

Conclusión

Si vas a comprar acciones o valores que vendiste recientemente y que te generaron pérdidas, no hagas la compra en los 2 meses que siguen a la venta.

De esa forma, tu estrategia fiscal se mantendrá intacta y podrás utilizar la compensación de pérdidas y ganancias para pagar menos impuestos de manera totalmente legal.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.