Busconómico

Cómo reunificar deudas con un préstamo hipotecario

Agencia negociadoraLa reunificación de deudas es un recurso financiero consistente en agrupar todos los préstamos, personales e hipotecarios y, si fuera el caso, de los créditos que tengamos contraídos, con una o con varias entidades financieras, en un solo préstamo. Es preciso estudiar cómo reunificar deudas con un préstamo hipotecario en cada caso concreto porque conlleva un importante coste debido a los intereses, las comisiones y los gastos administrativos.

La reunificación de deudas en un solo préstamo es útil para un público específico: aquellos que no calcularon bien los riesgos de endeudarse en exceso y/o con varios acreedores.

Esa operación financiera puede ser una solución para “pasar el bache” pero, en ocasiones, a medio o largo plazo, puede crear todavía más perjuicios a un cliente ya de por sí financieramente débil.

Beneficios y objetivos de reunificar deudas

  • Pagar una única cuota periódica de cuantía inferior a la suma de las cuotas de todas las deudas a reunificar. Debes tener en cuenta que será a costa de alargar considerablemente el plazo de amortización.

  • Conseguir un tipo de interés más asequible que los grabados sobre las deudas vigentes. En ocasiones no será posible y el único beneficio obtenido será la reducción de la cuota periódica (inclusive solo durante un determinado periodo inicial) pagando un elevado coste final.

Los mejores préstamos hipotecarios para reunificar deudas

Aquí tienes algunas de las mejores hipotecas disponibles actualmente en el mercado, con unas condiciones muy favorables, que puedes utilizar para reunificar deudas hipotecando algún inmueble de tu propiedad:

Hipoteca fija Bankinter
Hipoteca fija Bankinter
  • Interés: 1,65%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Tipo Fijo
Hipoteca Tipo Fijo
  • Interés: 1,70%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca variable
Hipoteca variable
  • Interés: Primer año 1,99%. Resto de años: Euribor + 0,99%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Sin Más
Hipoteca Sin Más
  • Interés: 1,99% primer año. Euríbor + 0,99% resto años
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Fija Premium
Hipoteca Fija Premium
  • Interés: 1,70%
  • Plazo máximo: 30 años

Tipos de reunificación

Las entidades financieras y las empresas especializadas utilizan varias fórmulas para reunificar las deudas:

  • Reunificación no hipotecaria. Suele hacerse a través de un préstamo personal por el valor total de todas las deudas acumuladas, que deben ser relativamente pequeñas porque convencer a un banco de que el sobreendeudamiento y la insolvencia actual pueden ser resueltas solamente con un crédito personal de reunificación requerirá de garantías suplementarias convincentes.

  • Reunificación con avalista. Cuando una tercera persona está dispuesta a responder con sus bienes e ingresos de los riesgos que el deudor afronta con la nueva deuda reunificada, la entidad financiera puede conceder un préstamo de mayor cuantía y más riesgos.

  • Reunificación hipotecaria. Es la operación financiera más utilizada para reagrupar las deudas debido a que en torno al 80% de los españoles es propietario de la vivienda en la que reside, que es presentada como garantía para un préstamo hipotecario que afronte aquella reagrupación de deudas.

Gestión de la reunificación de deudas

Solamente es aconsejable reunificar de deudas con un préstamo hipotecario mediante una entidad financiera debidamente regulada por el Banco de España, es decir, directamente con un banco o contratando los servicios de un intermediario hipotecario, que deberá cumplir con la Ley 2/2009.

Pincha aquí para reunificar tus deudas

Reunificar directamente con un banco

La opción más barata para un cliente casi siempre será que la propia entidad financiera con la que se tiene la deuda más elevada acepte reunificar todas las demás deudas en una sola hipoteca, con varias opciones:

  • Concesión de una nueva hipoteca (cuando exista una primera) sobre la vivienda, que englobe el resto de deudas no hipotecarias, con la ventaja de que se evitan los gastos de cancelación de la hipoteca original.

  • Concesión de una ampliación de hipoteca para unificar todas las deudas, cuando el valor del bien hipotecado garantiza el capital necesario para obtener la reunificación de las deudas.

  • Cancelación de la hipoteca inicial (si existiera) y/o concesión de una hipoteca nueva que reunifique todas las deudas, siendo la opción más cara, y en este caso, resulta prácticamente igual de caro reunificar con nuestro banco que con un banco nuevo.

Reunificar mediante un intermediario financiero

Los intermediarios financieros -popularmente empresas de reunificación- se encargan de tramitar operaciones hipotecarias con entidades financieras. Deben cumplir con la Ley 2/2009 y estar dados de alta en el registro del Instituto Nacional de Consumo.

Es una opción a valorar cuando tu banco no te ha aprobado la operación.

En cualquier caso, siempre debes exigir las condiciones ofrecidas y pactadas por escrito antes de firmar ante notario la operación de reunificación y las previas de cancelaciones. Una condición que debe quedar explícitamente clara es que se trata de un banco o caja quien te concede la nueva hipoteca, no el intermediario ni un prestamista privado.

Gastos de la reunificación de deudas

Reunificación de deudasDado que en este caso planteamos afrontar la reunificación mediante un préstamo hipotecario, debes tener en cuenta todas las características de esta operación financiera, fundamentalmente sus requisitos y sus costes según varios factores:

  • El tipo de deudas previas a reunificar (préstamos personales o hipotecarios, o créditos).

  • Sus cláusulas de amortización anticipada (porcentuales sobre deuda, fijos o de los intereses pendientes totales).

  • La vía de gestión utilizada (tarifas en caso de agencia mediadora).

  • Minutas de otros profesionales intervinientes (notaría, registro, tasadores).

Todo ello determinará los gastos que deberás añadir a los capitales de deuda actuales para negociar el nuevo préstamo hipotecario unificador que necesitarás obtener con sus

  • Condiciones fundamentales (capital, tipo de interés y plazo y cuotas de amortización)

  • Gastos específicos (comisión por apertura, costes de tasación del inmueble hipotecado, honorarios de la notaría y registro, etc.) y

  • Gastos complementarios (seguros de amortización, de vida, etc.).

Requisitos exigidos para reunificar deudas

Los requisitos más habituales son:

  • No podrás escoger unificar unas deudas y no otras: debes agrupar todos los préstamos y créditos que tengas bajo una misma hipoteca.

  • La cuantía del préstamo hipotecario reunificador no superará el 80 % del valor del bien hipotecado.

  • Deberás cumplir los requisitos que se aplican a la concesión de cualquier hipoteca (ingresos periódicos estables y demostrables, no estar incluido en una lista de morosos y presentar un avalista que te respalde).

Es muy importante que si te planteas reunificar tus deudas con un préstamo hipotecario entiendas que se trata de una solución financiera puntual y no debes volver a endeudarte hasta que hayas resuelto la situación.

Agencia Negociadora

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Candida (09 enero 2019)
Deseo reunificación deudas
Enlace permanente al comentario Busconómico (10 enero 2019)