Busconómico

Sistemas de seguridad de las tarjetas de crédito

Seguridad tarjetas de créditoHoy en día resulta casi inconcebible llevar a cabo compras habituales sin el uso de una tarjeta de crédito. Ésta se ha convertido en un instrumento financiero indispensable, gracias a la facilidad con la que se lleva a cabo la transacción y el hecho de no tener que circular con grandes sumas de dinero cuando se sale a hacer la compra. Además, las tarjetas de crédito cuentan con un gran número de sistemas de seguridad, que garantizan en la medida de lo posible que no vamos a ser víctimas de los criminales.

La necesidad de los sistemas de seguridad de las tarjetas de crédito

No obstante, debes tener en cuenta que el uso fraudulento de las tarjetas de crédito se ha ido incrementando a pasos agigantados, conforme las tarjetas ganaban adeptos entre los consumidores. Hoy en día, existen muchos mecanismos para hacerse con los datos de la tarjeta, clonarlas e incluso utilizarlas sin que el legítimo dueño se percate de ello, hasta que ya es demasiado tarde.

En este artículo, vamos a explicarte cuáles son los principales sistemas de seguridad de las tarjetas de crédito, así como la manera más eficaz de hacer uso de los mismos.

Contrastar el nombre y firma con el DNI o NIE

La primera medida de seguridad que incorporan las tarjetas de crédito es tan sencilla como efectiva.

La inclusión del nombre del titular, así como su firma en el reverso de la tarjeta permite a cualquier persona contrastar esta información con la que figure en el DNI, NIE o documento identificativo equivalente.

Obviamente, esta medida solo es aplicable en las compras presenciales, es decir, cuando se utiliza un TPV en un comercio y el encargado puede examinar la tarjeta y el DNI simultáneamente. Cabe señalar, sin embargo, que esta sencilla medida ha caído bastante en desuso, debido a la utilización del PIN o clave de seguridad.

La dejadez de los comerciantes hace que éstos no comprueben la identidad de la persona que presenta la tarjeta, algo que podría evitar muchos problemas.

Código de verificación

El código de verificación o CVV es una cifra de 3 dígitos que figura en el reverso de la tarjeta. Probablemente, se trata del dato más importante de cuantos están reflejados físicamente en la propia tarjeta.

Fundamentalmente, se utiliza en las compras a través de Internet, dado que los TPV virtuales o formulario de compra exigen ingresar todos los datos de la tarjeta, incluyendo el CVV.

Banda magnética

Aunque parezca sorprendente, la banda magnética es una invención de hace más de 4 décadas. Se trata, por tanto, de un mecanismo de seguridad bastante primitivo y obsoleto que puede ser fácilmente duplicado por los delincuentes.

La razón por la que aún se incluye en las tarjetas de crédito es porque todavía se utiliza en múltiples países de forma generalizada. Afortunadamente, ya ha sido superada por el siguiente sistema de seguridad.

Chip digital

La inclusión de un chip electrónico en las tarjetas de crédito supuso un paso adelante en medidas de seguridad. Sorprendentemente, la zona en la que más está implantado es Europa, habiendo muchas partes del mundo donde todavía se consideraría una tecnología puntera, pese a que lleva con nosotros varios años.

La utilización de este chip y la consiguiente clave de seguridad han aportado una capa extra de protección mucho más difícil de superar.

PIN o clave de seguridad

Precisamente, la gran mayoría de las tarjetas de crédito ya funcionan mediante el uso de una clave de seguridad en el momento de realizar una transacción económica, ya sea en un establecimiento físico o bien a través de Internet.

Ahora bien, conviene tener en cuenta que la combinación del chip electrónico, junto a la clave se seguridad no constituye una medida de seguridad infalible. Hace tiempo que se han descubierto mecanismos para burlar estas barreras, por lo que te recomendamos hacer uso de medidas de seguridad complementarias.

Claves de seguridad de un solo uso

Uno de los mecanismos que se han comenzado a utilizar en las compras online, así como en la tramitación de transacciones, consiste en el envío de una clave de seguridad de un solo uso a través de SMS al móvil del titular.

Tarjetas de créditoEn el momento en que se intenta realizar una compra online o se ordena una transferencia, la plataforma de pago o el servicio de banca online solicitan una clave específica, la cual será recibida por el titular de la tarjeta en su propio teléfono móvil en ese mismo instante.

Gracias a esto se establece un segundo mecanismo de verificación mucho más difícil de sortear, a no ser que también se disponga el teléfono móvil de la víctima, y éste pueda ser desbloqueado.

Las medidas de seguridad que el titular debe adoptar

Al margen de las propias medidas de seguridad que las tarjetas de crédito incluyen, tú también debes poner tu granito de arena y prevenir el uso fraudulento de tu tarjeta.

Por supuesto, ya deberías tener claro que ninguna persona debe conocer los datos inscritos en ella, ni tampoco has de compartir la clave de seguridad con nadie.

No obstante, hay algunas otras cosas que no son tan obvias pero también tienen importancia.

Por un lado, deberías utilizar tarjeteros o carteras con protección RFID y NFC. Esto es indispensable si haces uso de las llamadas tarjetas Contactless. Este sistemas permite prescindir de ingresar la clave de seguridad para realizar compras por debajo de un determinado importe. La cantidad preconfigurada por defecto más habitual es de 20 euros. El sistema también evita la necesidad de introducir la tarjeta en el TPV. Basta con acercarla a escasos centímetros y la operación será ejecutada. El problema de todo esto es que cualquier desaprensivo con un TPV inalámbrico puede acercarse a ti y ejecutar transacciones por pequeños importes sin que te des cuenta.

Esto sucede con cierta frecuencia en los transportes públicos y los establecimientos con mucha afluencia de gente. El delincuente se acera a la gente, intentando detectar las tarjetas en los bolsillos y carteras de sus víctimas.

En definitiva, las tarjetas de crédito disponen de un gran número de sistemas de seguridad pero éstos no son totalmente infalibles. En último término, la principal defensa que tienes frente a los criminales es hacer un uso responsable de tu tarjeta, evitando cualquier contexto sospechoso.

 

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Sí, acepto expresamente la política de privacidad
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes)
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Al aceptar nuestra política de privacidad. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com