Busconómico

Tarjetas con aplazamiento de pago

Una de las prestaciones en las tarjetas de crédito más valoradas por los usuarios es el aplazamiento de sus pagos.

Presentan formatos para todos los gustos y perfiles de clientes: semanal, mensual, trimestralmente o incluso de hasta un año entero. Están diseñadas bajo unas condiciones abiertas a todas las demandas, desde aquellas que se presentan sin intereses a otras en las que sí aplican estos gastos, y que normalmente se pagarán a través de cuotas mensuales.

Aplazamiento tarjetas de crédito

En cualquier caso, se trata de un medio de pago que cuenta con una gran flexibilidad en sus planteamientos, por el que puede fraccionarse cualquier compra a partir de 100 euros y escoger el número de plazos a pagar, entre 1, 3, 6 ó 12 meses.

A cambio suelen cobrar una única comisión en el primer abono, que oscila entre el 2 y el 5%, en función de los meses acordados para amortizar esta pequeña vía de financiación.

¿Qué tarjeta te concederán?
Pulsa aquí para encontrar la mejor tarjeta para ti.

La utilidad de estos “plásticos” se deja notar especialmente en las visitas a centros comerciales, donde la gran mayoría de usuarios las utilizamos para realizar todas nuestras compras sin tener que pagar a débito, sino que lo hacemos en diferido para permitirnos una mayor flexibilidad en este tipo de procesos.

No obstante, algunas tarjetas cuentan con un inconveniente, el de asumir unos gastos por su interés, que oscila entre el 10 y el 15%, y que pueden incidir en un incremento en el nivel de endeudamiento de sus titulares; a lo que se añade las posibles comisiones por su gestión y cuya cantidad dependerá del modelo y plazo seleccionado (también de la entidad bancaria).

Son aptas para momentos puntuales en que la falta de liquidez se constituye en un problema que impide que los usuarios asuman ciertos gastos cotidianos, y también para afrontar los imprevistos o situaciones de necesidad en sus relaciones más inmediatas con el consumo.

Por todo ello, la mayoría de entidades bancarias han elaborado una amplia gama de tarjetas de crédito que cumplen con estos objetivos, y en donde los clientes solamente deberán decantarse por aquellas que mejor se adapten a sus características personales.

Compras sin intereses y con aplazamientos de 1 a 12 meses

De entre todas las tarjetas de crédito, sin duda las más satisfactorias para los usuarios son las que permiten el aplazamiento de los pagos sin ningún tipo de interés.

Pero también son las más difíciles de detectar en la actual oferta bancaria, ya que son menores los diseños que cumplen con este requisito.

BBVA es una de las entidades que se ha decantado por este formato, al incluir en su oferta la "tarjeta Después”, que ofrece la posibilidad de pagar todas las compras a fin de mes y sin intereses.

Manejando estos plazos también está disponible la “Visa Classic” que comercializa Banca Ceiss, que dispone de un límite de crédito mensual que podrá abonarse a primeros del mes siguiente sin ningún tipo de recargo.

Para plazos más elevados, el Banco Sabadell es el encargado de comercializar la “Tarjeta Sin”, que demora los pagos de las compras en 3 meses, para importes entre 50 y 3.000 euros. Cuenta, por otra parte, con una única comisión por gastos de gestión de 2,50 euros.

La tarjeta “Pago Fácil” es la propuesta de Bankia para quienes deseen aplazar los pagos en 3 meses, también sin intereses. Con una ampliación mayor se ha confeccionado la tarjeta “Punto Oro” del Banco Popular, que admite una demora de hasta 6 meses para formalizar estas operaciones sin que incorpore interés alguno a su “plástico”. Dispone además de un límite de crédito a partir de 600 euros.

comparar tarjetas de crédito

Pero si se trata de obtener una financiación inmediata en los comercios adheridos a un sistema de fidelización la respuesta definitiva la encontramos en la iniciativa de Unicaja, que ha habilitado un plan de consumo a sus clientes.

De esta manera éstos aplazarán sus compras en un plazo máximo de 12 meses con varias posibilidades para financiarlas, y al igual que en otros medios de pago de similares características lo harán sin tener que afrontar ningún desembolso económico por los intereses.

Ampliando sus límites, pero con intereses por encima del 10%

Otras entidades de crédito, por el contrario, se han decidido por comercializar este tipo de tarjetas bajo el paraguas de una ampliación de las condiciones de contratación, pero a cambio de la aceptación de un tipo de interés que será superior al 10%.

Aceptando esta premisa, Caja Laboral propone la “Visa Gold”, una tarjeta que conlleva una línea de crédito de hasta 6.000 euros y que genera un interés mensual del 1%.

Hay otras variantes con prismas comerciales diferentes, que en el caso concreto del Santander (por ejemplo) se presenta como la "tarjeta Plus”, y que como alternativa a este medio de pago genera descuentos del 5% en todas las compras; y con mayor flexibilidad en su devolución, ya que permite abonar entre el 3% y el 50% del saldo dispuesto.

Catalunya Caixa en este caso se inclina por la “Mastercard Infinit Oro”, mediante una cuota mensual que elegirán sus titulares.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.