Busconómico

Qué tienes que tener en cuenta al cambiarte de banco

La idea de cambiarse de entidad bancaria puede resultar agobiante para cualquiera. El sólo hecho de pensar en tener que llevar a cabo los trámites para trasladar los recibos, cambiar las tarjetas, etc. puede parecer fatigoso.

Sin embargo, en este artículo, vamos a explicarte todo lo que debes tener en cuenta para cambiarte de banco de la forma más fácil y rápida posible.

¿Cuándo debes cerrar tu antigua cuenta bancaria?

En primer lugar, te recomendamos mantener tu antigua cuenta bancaria abierta hasta que hayas confirmado que todos tus recibos y domiciliaciones han sido cambiados a tu nueva cuenta.

Cuenta NÓMINA
Sin comisiones de ningún tipo, ni de mantenimiento, ni por transferencias y con tarjetas de débito y crédito gratis.
Cuenta_ON
Cuenta sin comisiones para operar exclusivamente online, con transferencias y tarjetas gratis, además de otras ventajas si se domicilia la nómina.
Cuenta Ahorro
Cuenta remunerada que ofrece actualmente un 0,10% TAE (0,10% TIN) por tus ahorros, con total disponibilidad y sin comisiones.

Lo último que quieres es estrenar tu etapa con un nuevo banco dejando un recibo devuelto impagado, por una cancelación prematura de tu antigua cuenta.

¿Cuándo debes cancelar tus tarjetas?

Igualmente, no debes cancelar tus tarjetas de débito o crédito hasta que no dispongas de nuevas tarjetas, convenientemente activadas, y con saldo disponible.

De lo contrario, podrías quedarte sin un medio de pago con el que atender tus compras habituales.

Además, recuerda que si has domiciliado algún pago recurrente en tu cuenta, entonces también debes asegurarte de cambiar el número de la tarjeta con el suministrador del servicio que tengas contratado o dicho servicio se verá interrumpido por no atender los pagos.

Tarjeta N26 Black
Tarjeta N26 Black
  • TAE: Consultar
  • Cuota anual: 9,90 €
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta de crédito Mastercard Oro
Tarjeta de crédito Mastercard Oro
  • TAE: 15%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 3.500 €
  • Dinero a débito gratis en: todos los cajeros 4B, Servired y Euro6000 (más de 56.000)
Tarjeta Inteligente Crédito EVO
Tarjeta Inteligente Crédito EVO
  • TAE: Consultar
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: Consultar
  • Dinero a débito gratis en: todos los cajeros del mundo. En España gratis en más de 16.000 cajeros y en todos sacando más de 120 €.

Solicita la devolución de parte de la cuota de tu tarjeta

En el caso de que tu tarjeta de crédito antigua implicase el pago de alguna cuota de mantenimiento, puedes solicitar la devolución de la parte proporcional de la cuota anual. Algunas entidades eximen esta posibilidad en el contrato de emisión de la tarjeta. Sin embargo, otras entidades sí contemplan esta opción.

Realiza un primer ingreso en tu nueva cuenta lo antes posible

Tan pronto como dispongas de tu nueva cuenta, toma nota del número IBAN y lleva a cabo una primera transferencia o ingreso en efectivo.

De esa forma, te asegurarás de contar con saldo en caso de querer utilizar tu tarjeta de débito. Además, determinadas cuentas bancarias pueden requerir la recepción de una primera nómina o pensión para comenzar a beneficiarse de ventajas tales como la eliminación de comisiones, la bonificación de recibos y, por supuesto, la remuneración del saldo.

Solicita un listado de los recibos domiciliados

Cambiar de bancoCon el fin de gestionar el cambio de domiciliación de los recibos lo antes posible, te sugerimos solicitar a tu antiguo banco un listado completo de los recibos domiciliados en la cuenta.

Para ello, puedes acudir a una oficina, o bien hacer una búsqueda a través de su servicio de banca online. La mayor parte de las plataformas online incluye alguna modalidad de búsqueda de recibos.

Gestiona el cambio de recibos

Solicita el cambio de la domiciliación de tus recibos, poniéndote en contacto con los suministradores públicos o privados, y demás entidades con las que tengas recibos.

No obstante, muchas entidades bancarias ofrecen a sus nuevos clientes un servicio de cambio de recibos, para lo cual basta con proporcionar una copia reciente de los recibos cuya domiciliación deben cambiarse.

Cuidado con la domiciliación de recibos de préstamos, créditos e hipotecas

Los recibos de suministros tienen una gran importancia. Sin embargo, aún más relevantes son los recibos correspondientes a préstamos, créditos e hipotecas.

Si has domiciliado en tu antigua cuenta este tipo de recibos provenientes de otras entidades, asegúrate de gestionar el cambio lo antes posible. El impago de estos recibos puede ser considerado una mora y generar el cobro de comisiones y la aplicación de penalización e intereses de demora.

Además, puede darse el caso de que debas hacer frente al pago de alguna penalización por cambio de cuenta bancaria, especialmente en el caso de los préstamos hipotecarios.

Gestiona el cambio de ingresos y transferencias periódicas

En el caso de recibir una nómina o pensión, debes informar a tu pagador habitual del nuevo número de cuenta bancaria en el que han de hacerte el ingreso de ahora en adelante.

Lo mismo sucede con cualquier otro tipo de ingreso o transferencia que se realiza con frecuencia. Por ejemplo, es posible que tu antigua cuenta sea utilizada para el ingreso de los intereses de productos financieros, como depósitos a plazo fijo y cuentas de ahorro. Esto no será un problema si dichos productos pertenecen al mismo banco. Sin embargo, es posible que tengas contratados estos productos en otras entidades financieras, y los rendimientos domiciliados en tu cuenta bancaria. Asegúrate de facilitarles los datos de tu nueva cuenta para que los ingresos sigan llegando con normalidad.

Por supuesto, esto también funciona a la inversa. Si tienes programadas transferencias periódicas a otras cuentas bancarias, debes tomar nota de cada una de ellas, revocar su emisión futura o programar las transferencias desde tu nueva cuenta bancaria.

Cambia los datos de tus tarjetas en tus tiendas de comercio electrónica habitual y tu cartera electrónica

Prácticamente, todas las principales ecommerces y plataformas digitales de servicios –tales como Amazon, Carrefour, Netflix o PayPal- permiten guardar los datos de tu tarjeta de crédito para agilizar tus compras posteriores o habituales.

Así mismo, ya hay muchas entidades que ofrecen wallets o sistema de cartera electrónica, a través de las cuales puedes pagar con tu tarjeta usando tu Smartphone.

Para ambos casos, cambia los datos de tu tarjeta tan pronto como dispongas de la nueva. De esa forma, evitarás cualquier problema de pago en tus compras.

Cancela tu cuenta al final de proceso

Por último, no olvides ordenar expresamente la cancelación de tu cuenta. Una vez hayas verificado el correcto funcionamiento de tu nueva cuenta y sus tarjetas, así como la recepción de los recibos e ingresos, y la emisión de las transferencias habituales, debes solicitar la cancelación.

Si pospones esta decisión, tu antiguo banco podría aplicarte comisiones de mantenimiento. Recuerda que, aunque antes tu cuenta bancaria estuviese exenta de comisiones habituales, la retirada de la nómina, el saldo o los movimientos de tu tarjeta puede suponer el incumplimiento de las condiciones de dicha exención, y la aplicación de comisiones que nunca se te habían cargado antes.

 

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.