Busconómico

Ventajas y desventajas de las hipotecas mixtas

Las hipotecas mixtas han ido ganando protagonismo en el mercado o, al menos, en la publicidad de las entidades bancarias, empeñadas en que los consumidores se convenzan de las virtudes de las mismas.

Si estás leyendo este artículo, es probable que sospeches que las hipotecas mixtas tienen ventajas y desventajas. Así que vamos a satisfacer tu curiosidad, analizando uno de los productos de financiación que más se ha crecido en este entorno de tipos de interés negativos y paralización del mercado inmobiliario.

Hipoteca Naranja Mixta
Hipoteca Naranja Mixta
  • Interés: Primeros 10 años al 1,99% y el resto a Euribor + 1,11%
  • Plazo máximo: 40 años
Hipoteca Mixta Bankinter
Hipoteca Mixta Bankinter
  • Interés: Primeros 10 años, desde 1,80%; Resto, desde Euribor+0,99%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Mixta BBVA
Hipoteca Mixta BBVA
  • Interés: Primeros 1 a 10 años, desde 1,99%; Resto, desde Euribor+0,99%
  • Plazo máximo: 30 años
Préstamo hipotecario a interés mixto
Préstamo hipotecario a interés mixto
  • Interés: Primeros 10 años 2,10%; resto Euribor + 0,99%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca Mixta
Hipoteca Mixta
  • Interés: Primeros 10 años, desde 1,95% fijo. Resto, Euribor + 0,90%
  • Plazo máximo: Consultar

Ventajas de las hipotecas mixtas

Las hipotecas mixtas ofrecen una serie de ventajas, asumiendo que la coyuntura económica actual cambie rápidamente en un plazo breve de tiempo. Esto es algo que explicaremos en más profundidad en uno de los siguientes apartados.

El cliente decide cuántos años paga el interés fijo y cuántos el variable

En principio, las hipotecas mixtas se comercializan ofreciendo un abanico de plazos durante los cuales se aplicará el tipo fijo. Dichos plazos suelen ser de 5, 10, 15 ó incluso 20 años; si bien, en este último caso, prácticamente estaríamos hablando de una hipoteca a tipo fijo.

Tipos fijos y variables competitivos

Los tipos de interés ofrecidos –tanto en lo que se refiere al tipo fijo, como al diferencial de la parte variable– están entre los más competitivos de mercado.

Es decir, los intereses aplicados durante el plazo a tipo fijo son algo más reducidos que la media de los de las hipotecas a tipo fijo. Igualmente, los diferenciales que se aplican durante el plazo a tipo variable también son más interesantes que los que se pueden obtener actualmente con las hipotecas con tipo variable.

El nivel de vinculación es similar al de otras hipotecas

Hipotecas MixtasTécnicamente, esto no supone una ventaja en sí misma. No obstante, vale la pena mencionar que la contratación de una hipoteca de tipo mixto tiene el mismo tipo de vinculaciones que sus homólogas de tipo fijo y variable.

Además, los costes de dichas vinculaciones –como, por ejemplo, los seguros– también son similares.

Desventajas de las hipotecas mixtas

Dicho esto, las hipotecas mixtas están diseñadas de tal manera que solo es posible sacarles partido en un supuesto concreto.

El tipo fijo impide beneficiarse de los bajos tipos de interés actuales

Actualmente, el Euribor está en mínimos históricos. De hecho, lleva deambulando en terreno negativo desde hace tiempo. Conviene recordar que en diciembre del año pasado, el Euribor a 12 meses cerró en -0,082%.

Eso significa que cualquier persona que tenga contratada una hipoteca a tipo variable referenciada el Euribor está consiguiendo una reducción de los intereses que ha de pagar.

Desgraciadamente, las hipotecas mixtas sólo se ofrecen en una modalidad: el plazo inicial siempre está sometido al tipo de interés fijo, por lo que es imposible beneficiarse del Euribor negativo actual.

Incertidumbre frente al futuro a largo plazo

Al igual que sucede con las hipotecas a tipo variable, el hecho de comprometerse con un tipo de interés vinculado a un indicador variable, como es el Euribor, supone que no hay manera de saber cuántos intereses tendremos que pagar en el largo plazo.

Hacer estimaciones para los próximos años es un ejercicio relativamente razonable. Sin embargo, no hay manera de saber cómo estará el Euribor dentro de 15, 20 ó 30 años. Existen demasiados factores e incógnitas que pueden influir sobre su evolución.

¿Por qué los bancos promocionan las hipotecas mixtas?

El motivo por que el que los bancos están promocionando las hipotecas mixtas no es otro que el hecho de asegurarse, desde un principio, un beneficio con los préstamos que concedan.

Como hemos señalado hace un momento, el Euribor está en terreno negativo, por lo que el rendimiento ofrecido por las hipotecas a tipo variable es muy limitado en este momento. Aplicando un tipo fijo durante los primeros 10 ó 15 años de la hipoteca, el banco está garantizándose un beneficio.

Por supuesto, siempre resta el plazo correspondiente al tipo variable. Sin embargo, las entidades bancarias parecen haber hecho una apuesta clara porque el Euribor se recuperará en el medio y largo plazo. El plazo final a interés variable les permite beneficiarse así de esa hipotética subida del Euribor.

¿Cuándo deberíamos contratar una hipoteca mixta?

En conclusión, es fácil darse cuenta de que las hipotecas a tipo mixto solo resultan convenientes en un escenario muy específico, y es el siguiente.

Es necesario que el Euribor recupere el terreno positivo y alcance los niveles previos a la crisis financiera en un plazo corto de tiempo. Dicho plazo dependerá por supuesto del plazo que hayamos contratado a tipo fijo. Sea como fuere, cuanto antes tenga lugar esa subida, mejor.

De hecho, dicha subida tiene que suponer que la suma del Euribor más el diferencial ofrecido por los bancos sea superior al tipo fijo que se aplique en tu hipoteca a tipo mixto.

Cuanto más tiempo transcurra sin que ese escenario tenga lugar, más dinero estarás pagando por encima de lo que pagarías con una hipoteca a tipo variable.

El peor escenario posible será que el Euribor se mantuviera cerca de los niveles actuales durante un largo plazo y solo comenzar a recuperarse una vez el plazo inicial de tu hipoteca hubiese finalizado. En ese caso, no solo habrías estado pagando más intereses que quienes contrataron una hipoteca a tipo variable, tampoco podrás beneficiarte de un tipo variable reducido.

Las hipotecas mixtas ofrecen ventajas e inconvenientes. Sin embargo, ten en cuenta que suponen una apuesta específica por un escenario muy concreto. Si lo que quieres es la completa seguridad de pagar siempre lo mismo, es mejor contratar una hipoteca a tipo fijo. Si quieres beneficiarte de los bajos niveles actuales del Euribor, contrata una hipoteca a tipo variable.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.