Busconómico

Tarjetas sin cambiar de banco

Las tarjetas de crédito y prepago sin cambiar de banco te permiten disfrutar de ellas sin tener que vincularte con la entidad financiera que las emite. No es necesario que contrates una cuenta corriente con ellos, ya que estas tarjetas puede cargar los abonos correspondientes a la cuenta bancaria que tú elijas. Así, son tarjetas que no tienen ningún tipo de vinculación y pueden ser obtenidas por cualquiera que las solicite.


Tarjeta WiZink
  • TAE: 27,24%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 10.000 €
Tarjeta Visa Bankintercard Oro
  • TAE: 26,82%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 5.000 €
Tarjeta de crédito Visa Barclaycard Oro
  • TAE: 26,70%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 5.000 €
Tarjeta de crédito Bankintercard Platinum
  • TAE: 26,82%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 5.000 €
Tarjeta de crédito Visa Barclaycard
  • TAE: 26,70%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 7.000 €
Tarjeta Carrefour Pass
  • TAE: 21,99%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 3.000 €
Tarjeta de crédito Repsol más BBVA
  • TAE: 24,60%
  • Cuota anual: 0 €
  • Límite de crédito: 6.000 €
  • Dinero a débito gratis en: todos los cajeros BBVA

Las tarjetas sin cambiar de banco son un tipo de tarjeta de crédito que se ha popularizado en los últimos años. Su principal característica es que no es necesario contratar una cuenta corriente en la entidad financiera que la emite, puede vincularse con cualquier cuenta corriente a tu nombre, sea del banco que sea, sin ningún tipo de comisión extra.

Otras singularidades de estas tarjetas son la facilidad para su contratación, que requiere menos papeleo al no tener que abrir una cuenta bancaria, pudiendo hacer todos los trámites online. Además, suelen ir acompañadas de promociones y descuentos que las hacen más atractivas, para que los usuarios prefieran contratarlas antes que las que les ofrece su propio banco.

Tarjetas sin cambiar bancoLas tarjetas de crédito sin cambiar de banco son un producto muy recurrido por aquellas personas que tengan muchos gastos y necesiten financiarlos o para las que prefieran pagar sus compras a plazos. Suelen ser personas que, o bien ya disponen de una o varias tarjetas de crédito y necesitan disponer de más dinero, o bien personas a las que su banco no les permite disponer de una y deben recurrir a una tarjeta sin vinculación, ya que suelen tener unos requisitos más reducidos.

A la hora de utilizarlas funcionan exactamente igual que cualquier otra tarjeta de crédito. Pueden utilizarse para pagar la adquisición de cualquier bien o servicio en cualquier establecimiento que permita el pago con tarjeta, ya sea en tienda física o a través de Internet. También pueden utilizarse para sacar dinero en efectivo de cualquier cajero automático.

Modalidades de pago de las tarjetas sin cambiar de banco

Dentro de las tarjetas sin cambiar de banco pueden encontrarse también tarjetas prepago o monedero, que disponen de un saldo que debe recargarse y del que se van descontando las compras realizadas hasta agotarlo. Si no se dispone de saldo suficiente la tarjeta no puede seguir utilizándose hasta que no vuelve a recargarse.

En el caso de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco, pueden encontrarse las mismas formas de abonar el saldo utilizado en comprar bienes y servicios que en las tarjetas de crédito tradicionales:

  • Pago al mes siguiente. A principios de cada mes se carga en la cuenta corriente vinculada, la cantidad dispuesta el mes anterior. En esta modalidad no se cobran ningún tipo de interés ni comisión, por lo que nos puede servir como un anticipo de nómina sin coste alguno.
  • Pago en varios meses. Es la forma de pago característica de las tarjetas de crédito. Mediante esta opción, el saldo dispuesto para abonar compras, será devuelto poco a poco en varias mensualidades, pudiendo devolver una cantidad fija en cada cuota o bien un porcentaje del saldo total. En esta modalidad, se abonarán intereses por el importe pendiente de pagar. En el caso de las tarjetas sin cambiar de banco este interés es parecido al de las tarjetas bancarias.

Ventajas de las tarjetas de crédito sin cambiar de banco

Para que las tarjetas sin cambiar de banco tengan el atractivo suficiente para que los usuarios se decidan por ellas antes que por las del propio banco, éstas tienen que aportar ciertas ventajas que las hagan apetecibles. Estas son sus principales virtudes:

  • Comodidad y rapidez en la contratación. Además de que muchas de estas tarjetas de crédito sin cambiar de banco pueden ser contratadas a través de Internet o por teléfono, sin necesidad de moverse de casa, los trámites y papeleos necesarios son mucho más reducidos, ya que no hay que dar de alta ninguna cuenta corriente. El proceso, por tanto, es mucho más ágil y rápido, permitiéndonos disponer de la tarjeta en muy poco tiempo.
  • Menos requisitos. Este tipo de producto tiene unas condiciones de contratación menos estrictas que los bancos, por lo que es posible disfrutar de las tarjetas sin cambiar de banco sin tener que cumplir tantas exigencias. Eso sí, lo más habitual es que al menos dispongas de una fuente de ingresos regular, como una nómina o una pensión, para que puedas contratarlas.
  • Más límite de crédito. Existen tarjetas de crédito sin vinculaciones que ofrecen límites de hasta 10.000 euros, como la tarjeta WiZink, que es un límite superior al que suelen ofrecer los bancos en sus tarjetas estándar. Pero lo bueno es que estas tarjetas suman su límite al que ya pudieras tener en la tarjeta de tu propio banco, por lo que dispones de más saldo para abordar aquellas compras que necesites hacer.

¿Tienes dudas sobre las tarjetas sin cambiar de banco? Déjanos tus preguntas:


Nombre:
Mail:
Comentario:

Últimos artículos sobre tarjetas

Solicita la tarjeta WiZink sin coste y llévate 25 €
Ahora puedes llevarte 25 € al contratar la tarjeta de crédito WiZink Oro desde nuestra web. Con WiZink tendrás una tarjeta totalmente gratuita sin cambiar de banco por si alguna vez la necesitas. Y ahora por contratarla a través de Busconómico te llevas 25 eur..
Cómo escoger la mejor tarjeta de crédito para viajar al extranjero
Actualmente, el uso de la tarjeta de crédito se ha convertido en un hábito prácticamente indispensable en nuestra vida diaria. Tanto es así que, incluso cuando viajamos al extranjero, la tarjeta sigue siendo la principal herramienta que utilizamos para rea..
¿Qué son las tarjetas revolving y qué ventajas tienen?
En la mayoría de las operaciones que realizamos en nuestro día a día utilizamos, además del efectivo, las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito. Se han convertido en nuestras fieles compañeras de compras, pues nos permiten comprar lo que necesitamos sin..
Sistemas de seguridad de las tarjetas de crédito
Hoy en día, resulta casi inconcebible llevar a cabo compras habituales sin el uso de una tarjeta de crédito. Ésta se ha convertido en un instrumento financiero indispensable, gracias a la facilidad con la que se lleva a cabo la transacción y el hecho de no..
5 preguntas que debes hacerte antes de contratar una tarjeta de crédito
Las tarjetas de crédito son el instrumento de pago que más utilizamos en nuestro día a día. Resulta cómodo, rápido y considerablemente seguro. No obstante, eso no debe llevarte a acumular decenas de tarjetas de forma indiscriminada; dado que en ese caso, puede..