Busconómico

Comparativa entre la remuneración de los depósitos en España y en el resto de Europa

depósitos-España-EuropaLos bajos tipos de interés que rigen en el mercado han provocado que los depósitos a plazo fijo sean uno de los productos financieros menos atractivos de entre todos los ofertados por las entidades financieras españolas. La reducida rentabilidad ha hecho que muchos ahorradores apuesten por otros productos alternativos de renta variable o bien por mantener sus activos en forma de liquidez. Pese a ello, los depósitos a plazo fijo continúan siendo uno de los productos que más dinero siguen captando de las familias españolas.

Pero, ¿cómo es esta situación en el resto de Europa? La lógica nos hace pensar que los depósitos ofrecidos en otros países de la Eurozona siguen la misma senda que las entidades bancarias españolas, en especial si tenemos en cuenta que estos países comparten moneda y banco central. Sin embargo, lo cierto es que los depósitos a plazo fijo en España se sitúan entre los peor pagados de toda la eurozona y casi al mismo nivel que los alemanes y los austríacos.

La rentabilidad sigue cayendo

Según ha publicado el Banco de España recientemente, el tipo medio de los depósitos a plazo fijo que los hogares contrataron en el mes de mayo fue del 0,44%, lo que supone 0,02 puntos porcentuales menos que en el mes de abril de este mismo año, el interés más bajo desde hace 12 años, junio de 2003. Los depósitos españoles proporcionan una rentabilidad que es justo la mitad de la media europea, que es del 0,88%.

En cuanto al resto de países de la Eurozona, el país con una rentabilidad media mayor de los depósitos a plazo fijo ofrecidos por sus entidades financieras es Eslovaquia, que pagaban en mayo un 1,83%. Por detrás aparece Grecia, un país con un sistema financiero en entredicho, con las vías de liquidez cortadas cuyas entidades bancarias se ven obligadas a ofrecer un tipo de interés más alto para captar financiación. En concreto, la media de la rentabilidad ofrecida por los depósitos es del 1,80%.

Por encima de la media de la Eurozona también están Países Bajos (1,72%), Chipre (1,65%), Francia (1,24%), Italia (1,21%), Malta (1,07%), Bélgica (1,06%) y Finlandia (1,02%). Por debajo de la media se sitúan, en orden descendente, Portugal (0,73%), España (0,44%), Austria y Alemania (0,38%), Eslovenia (0,37%), Estonia (0,28%), Luxemburgo y Letonia (0,23%) y, por último, Lituania, el país que peor remunera a los depósitos a plazo fijo, con un interés medio del 0,15%.

A todo ello hay que sumarle el efecto negativo que provoca en los depósitos la inflación, que en algunos casos se sitúa en terreno negativo, lo que permite que la rentabilidad real sea mayor. Sin embargo, las rentabilidad real media de los depósitos ofrecidos por las entidades financieras de muchos países, entre los que se incluyen Alemania, Portugal o Luxemburgo, son ya negativas.

¿Qué nos deparará en el futuro?

Los principales expertos creen que los tipos de interés seguirán bajos al menos hasta que el Banco Central Europeo interrumpa su programa de compra de activos, previsto para septiembre de 2016. Lo más probable, por tanto, es que la tendencia continúe a la baja, al menos en el corto y en el medio plazo.

Con los tipos de interés en mínimos históricos desde hace un tiempo y con una facilidad de depósito del Banco Central Europeo negativa, no hay lugar para comenzar una nueva guerra del pasivo que eleve el interés de los depósitos de las entidades financieras.

En cualquier caso, todavía se pueden encontrar alternativas muy interesantes para que los ahorradores puedan rentabilizar sus ahorros como la Cuenta Nómina de Bankinter que proporciona un 5% TAE a sus clientes o la Cuenta Nómina de Caja Rural de Zamora, con una rentabilidad próxima al 7%. Aunque, eso sí, debemos leer todas las condiciones de los depósitos o cuentas remuneradas para que no nos den gato por liebre.

Conclusiones

España es uno de los países cuyas entidades financieras peor remuneran los depósitos de toda la Eurozona, muy por debajo de la media y de países que ofrecen intereses mucho mayores. No obstante, es importante considerar que hablamos de rentabilidades nominales, a las que habría que restar tanto el efecto de la inflación como los impuestos a pagar por los rendimientos obtenidos. Sumando estos dos efectos, con una presión fiscal sobre el ahorro más baja con la reforma del IRPF y en un entorno de deflación, España no sale tan mal parada.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.