Busconómico

Cómo pagar los impuestos de una herencia si no eres solvente

Cuando alguien fallece y te deja una herencia, en ocasiones puede dejarte un problema.

dudas herenciaAlgunas veces, la herencia viene cargada de deudas que pueden llegar a superar el valor del patrimonio que has heredado.

Pero, incluso en los casos en que no existen deudas, la herencia te puede salir muy cara debido al Impuesto de Sucesiones. Un impuesto que todos debemos pagar al recibir una herencia y para el que no siempre hay dinero suficiente en nuestros bolsillos.

Muchas personas han tenido que renunciar a sus herencias, simplemente por no disponer del capital suficiente para hacer frente al pago de los impuestos.

En este artículo, vamos a ver qué opciones tienes si has heredado y no tienes el dinero necesario para pagar los impuestos.

Impuestos en las herencias

Cuando recibes una herencia, tienes que hacer frente al pago del Impuesto de Sucesiones que gestiona cada comunidad autónoma, estableciendo cuáles son las exenciones según el grado de consanguinidad.

El plazo para hacer frente al pago de este impuesto es de 6 meses a contar desde el fallecimiento.

Sin embargo, en los casos en los que hay problemas para el reparto de la herencia, se puede prorrogar otros 6 meses, aunque con un pago de intereses a Hacienda.

Pero este no es el único impuesto que es necesario pagar en una herencia.

Si lo que heredas es una vivienda, tendrás que pagar el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Hasta que no pagas todos los impuestos relacionados con la herencia no puedes tomar posesión de los bienes heredados.

Hacienda “te puede ayudar”

Como dijimos, el plazo para pagar los impuestos relacionados con la herencia es de 6 meses. Pero en ocasiones, Hacienda hace una excepción y permite ampliar ese plazo uno o tres años.

  • Si estamos dentro del periodo reglamentario de pago y en la herencia no hay bienes que se puedan autoliquidar de forma parcial o vender para pagar el impuesto, podemos alargar el plazo hasta un año.
  • Por otro lado, si la herencia es de una vivienda o empresa individual (no sociedad), el cónyuge, ascendiente, descendiente o colateral mayor de 75 años que hereda puede ampliar el plazo hasta 3 años.
    Para ello, deberá aportar garantías y solamente cumplirá los requisitos si ha convivido con el fallecido los últimos dos años de su vida.

Pero ... estos aplazamientos del pago no salen gratis, claro.

nada es gratisPara disponer de más tiempo para pagar los impuestos, tendrás que añadir a la carga del pago del impuesto, los intereses de demora por prorrogar el plazo.

Otra opción que propone Hacienda es autoliquidar de manera parcial los seguros de vida o de ahorros, en caso de que los haya, para poder hacer frente al pago del impuesto.

Esto también se puede aplicar en el caso de dinero en efectivo o acciones bursátiles.

Lo más socorrido: exprimir el plazo o pactar la venta

Cuando no tienes dinero para pagar los impuestos resultantes de la liquidación de la herencia, lo más socorrido es exprimir al máximo el plazo del impuesto.

De esta manera, tienes más tiempo para ahorrar y disponer del dinero necesario en el momento del pago.

Otra opción que suele utilizarse a menudo es la de pactar la venta de los bienes que vas a heredar, por ejemplo, una vivienda.

En el contrato de venta se establece que el comprador te da un adelanto del dinero para que puedas pagar los impuestos y que luego, una vez que la vivienda sea tuya, se la vendes.

Solicitar financiación para pagar los impuestos de la herencia

Cuando no dispones de liquidez para hacer frente a cualquier pago, lo más frecuente es solicitar financiación. Del mismo modo también en el caso de que tengas que pagar los impuestos para heredar puedes solicitar un préstamo personal.

¿Qué préstamo te concederán?
Pulsa aquí para encontrar el mejor préstamo para ti.

Acudir al banco o visitar comparadores online para buscar la mejor financiación es una opción que te puede permitir disponer de tu herencia cuanto antes.

De esta manera, no tienes que aplicar prórrogas al plazo de Hacienda con sus desventajas.

Solicitando financiación vas a disponer del dinero que necesitas para hacer frente al pago de los impuestos de forma inmediata y, una vez la herencia está a tu nombre, podrás ir pagando el préstamo en cómodos plazos (intenta que el préstamo sea amortizable por si quieres liquidarlo todo de golpe).

La mejor opción suele ser prevenir

Aunque parezca mentira, la mejor opción para no dejar un desaguisado a tus herederos en el momento de tu fallecimiento, es prevenir.

Estar preparado para ese momento es la mejor manera de evitar, en la medida de lo posible, grandes costes en impuestos y gastos de gestión.

Obviamente, no siempre es posible prepararse para el momento en que vas a dejar una herencia. Pero, en las situaciones en las que sí sea posible, sobre todo si vas a dejar una herencia considerable, es lo mejor.

La primera de las medidas que puedes tomar para evitar problemas es dejar al heredero como cotitular de tus cuentas bancarias. De esta manera, en el momento del fallecimiento, el heredero podrá seguir disponiendo de la cuenta.

Es importante que sea titular, ya que si solamente es autorizado o apoderado, no podrá.

Con esta simple medida, si en la cuenta bancaria hay liquidez, el heredero podrá utilizarla para hacer frente al pago del impuesto.

De lo contrario, tendría que pagar el impuesto para disponer del dinero de la cuenta.

Por otro lado, algo que podemos hacer es calcular de antemano a cuánto ascenderá el Impuesto de Sucesiones que tendrán que pagar los herederos.

De esa manera, podemos determinar si, tras pagar el impuesto, seguirán recibiendo algo de liquidez por la herencia.

Una opción que podría ser digna de análisis ya la mencionamos hace algunos artículos. Se trata de estudiar qué resulta más rentable, esperar al momento de la herencia o realizar una donación en vida.

Conclusiones finales

Si de algo no cabe duda es de que heredar puede resultar muy caro, sobre todo si no tenemos liquidez suficiente para hacer frente al pago de los impuestos y hay que ampliar los plazos.

Pero, como hemos visto en este artículo, el hecho de no disponer de la solvencia suficiente no es motivo para tener que rechazar la herencia.

Podemos encontrar alternativas que nos permitan disponer de nuestro patrimonio familiar sin vernos demasiado perjudicados económicamente.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.