Busconómico

Algunos peligros del euro digital

Es un hecho que las criptomonedas están de moda y últimamente se habla mucho de la probabilidad de que bancos centrales emitan sus propias monedas digitales.

La digitalización y las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y el dinero también es algo que tiende a la digitalización.

divisas digitales

Pero queremos analizar algunas de las consecuencias negativas que puede tener que los bancos centrales pongan en circulación su propia moneda digital, a modo de ejemplo hablaremos del euro digital, pero el planteamiento y los peligros son aplicables para cualquier otra divisa digital.

Lo primero que tenemos que tener claro es que las criptomonedas actuales nada tienen que ver con una posible divisa oficial digital, como un posible euro digital.

Transacciones digitales Vs moneda digital

información euro digitalMuchas personas pueden pensar que en la actualidad la mayoría del dinero oficial se mueve de manera digital, es decir el dinero se mueve mediante anotaciones en cuenta utilizando medios digitales y mediante transacciones electrónicas.

Aunque eso sea así el dinero se crea en base a la demanda de moneda, y esa moneda se coloca en la economía mediante compra de bonos y activos, así que el dinero sale del banco central y pasa los bancos, estados y empresas, aparte del dinero que se crea desde los bancos comerciales mediante el préstamo.

En el momento en el que el banco central coloca el dinero que emite mediante la compra de bonos, por ejemplo, deja de controlar ese dinero.

Aunque a partir de ese momento ese dinero se mueva de manera digital en la mayoría de casos, el banco central no lo controla.

Parte de ese dinero acabará en efectivo en manos de los ciudadanos o empresas, en la mayoría de casos en cuentas bancarias, en inversiones, en bolsa o en mil sitios más.

Una divisa digital se crea de manera digital desde el principio y el banco central podría incluso colocarlo directamente en cuentas de ciudadanos o empresas sin necesidad de comprar bonos.

No existiría efectivo y todos los movimientos de cada moneda se harían de manera digital.

En el caso de una divisa digital el control de las monedas lo hace el emisor, el BCE en nuestro caso, así que un ciudadano o empresa tendría directamente una cuenta en el BCE.

Absoluto control de los movimientos de dinero

Uno de los grandes problemas que se plantea al crear una divisa digital, el Euro en nuestro caso, es que por la propia naturaleza de una moneda digital el emisor controla todos los movimientos de una moneda desde que es creada.

control del dineroAsí un ciudadano o empresa cualquiera tendría una cuenta en el BCE y el propio BCE sería el encargado de mover ese dinero y de rastrearlo.

Si un ciudadano tiene 1.000 € cuando empiece a hacer transacciones el propio BCE deberá asignar el dinero que gasta el ciudadano a la empresa o particular que lo recibe.

Así, si hace una compra de 100 € en Mercadona, es el BCE el que tendrá que anotar que esos 100 € ya no son del ciudadano y pasan a ser de Mercadona.

El problema del sistema es que el BCE, incluso los propios estados y gobiernos, podrían rastrear todos los movimientos de todos los euros que existan, y así saber lo que gasta cada ciudadano y en qué lo gasta.

Esa información podría ser utilizada con muchos fines, que en muchos casos no serían bien aceptados por la sociedad.

El control llegaría a extremos nunca vistos, ya que podrían controlar hasta lo que le damos de paga a nuestros hijos y en qué se lo gastan.

Hoy en día podemos sacar 20 € del cajero y gastarlo en tomar 4 cañas, en ir al cine o en dárselo a un sobrino, pero nadie puede controlar qué hacemos con ese dinero, con el euro digital estaría totalmente controlado cada movimiento.

El propio banco central o el estado podría premiar o castigar ciertos hábitos de consumo, podrá rastrear cada euro que ingresamos y que gastamos, se perdería en cierto modo la intimidad.

Esa una de las grandes diferencias de las criptomonedas no reguladas y las divisas oficiales digitales, el control.

Precisamente con las criptomonedas los gobiernos no controlan en absoluto el movimiento de criptodivisas y en el caso de un euro digital tendrían controlado cada euro y en manos de quién está y porqué lo tiene, de quien lo ha cobrado, etc.

En varias ocasiones el BCE ha dejado claro que el Euro digital no hará que desaparezca en efectivo, según ellos convivirían ambas monedas.

Eso es lo que dicen, pero si lanzan el euro digital con el paso del tiempo, y tras su implantación, la tentación de hacer desaparecer el efectivo será muy grande.

El papel de los bancos

Si se implanta una divisa digital habrá que ver el papel que le queda a los bancos en la economía.

Por un lado con un euro digital los ciudadanos tendrán cuenta directamente con el BCE, que es el que controlará cada euro digital emitido, y por otro lado desaparecería la creación de dinero bancario.

El dinero, como hemos visto más arriba lo crean los bancos centrales aumentando la base monetaria mediante la compra de activos, pero también crean dinero "virtual" los bancos cuando prestan dinero a sus clientes.

La creación de dinero bancario es un concepto un poco complejo, pero históricamente los bancos han creado dinero, y eso es algo importante para la economía, pero si todo el dinero pasa a crearlo el banco central de cada país y las personas y empresas pasan a tener sus cuentas directamente en el banco central habrá que ver cómo afecta eso a todos los bancos comerciales y su impacto en la economía.

Posible auge de monedas no oficiales o divisas no digitales

Si en Europa, o cualquier otro lugar, se crea una moneda digital y desaparece la divisa tradicional existe el gran peligro de que algunos sectores poco transparentes o fuera de la legalidad que busquen alternativas.

Cualquier persona que no quiera que se controle su dinero porque lo consigue de manera ilegal, en actividades no legales, o dinero que no quieres que sea controlado por la autoridad fiscal, tendrá que buscar alternativas

Las alternativas a una moneda digital podrán ser una divisa no digital, una criptomoneda no controlada por ningún gobierno o cualquier alternativa futura que pueda surgir.

En el mundo, por desgracia, existen actividades ilegales que mueven una enorme cantidad de dinero.

Si toda esa actividad ilegal abandona la divisa oficial las consecuencias en el valor de esa divisa oficial, el euro en Europa, pueden ser impredecibles al disminuir la demanda de esa moneda.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.