Busconómico

Cómo reconocer las verdaderas gangas en Internet

Seguramente en más de una ocasión te habrás encontrado con una ganga en Internet, pero la has dejado pasar por no saber si en realidad era una buena oferta o se trataba de un timo.

Muchas veces creemos que por tener un precio muy bajo (de hecho es una de las recomendaciones que hacen siempre los expertos) puede ser en realidad un engaño. El anonimato en Internet es el caldo de cultivo perfecto para que gente sin escrúpulos intente engañarnos.

Pero hay veces en que esto puede que no sea así; por eso te vamos a dar algunos consejos para que puedas reconocer perfectamente las gangas en Internet y aprovecharlas al máximo.

Ante todo deberíamos preguntarnos, ¿qué es realmente una ganga?

Una ganga es un producto o servicio que se consigue por mucho menos dinero de su valor original, algo que va más allá de un descuento del 10% o del típico código de descuento con envío gratuito. 

¿Cómo encontrar gangas en Internet?

En la red hay muchas más gangas de las que podemos imaginar y aprovechar, principalmente porque muchas no llegamos siquiera a verlas. Por eso mismo, reconocerlas es la mejor forma de aprovecharlas en el momento en que las encontramos. En muchos casos, la ganga se nos presenta navegando, curioseando por la red y sólo queda comprobar su veracidad haciendo búsquedas en Internet. En otros casos, podemos encontrarla comparando precios en diferentes páginas web.

Algunas de las situaciones en las que se nos pueden presentar gangas son:

  • Promociones de bienvenida o lanzamiento de productos o empresas. Cuando una marca lanza un nuevo producto o un negocio inicia su actividad, puede llegar a hacer promociones muy interesantes. Claro está, cuando los precios son demasiado buenos hay que pensárselo bien (sobre todo si no son marcas o empresas reconocidas).

  • En las subastas de Internet, como Ebay. Es difícil encontrar gangas, pero existir existen. Si encuentras un producto bueno que a nadie más le interesa en ese momento y pujas por él probablemente te lo lleves. Sólo es cuestión de buscar (o encontrar) lo que te interesa y probar suerte (o negociar).

  • En los outlets u ofertas chollo de ciertas empresas y tiendas online. Son productos que se liquidan a bajo precio por tener pequeñas taras, por falta de envoltorio, por fin de temporada, por ser los últimos productos que quedan o por muchas otras razones. Conoce por qué se vende a ese precio y si te interesa cómpralo.

  • Clubs de compras en Internet que venden los productos a precios muy buenos (porque los adquieren en grandes cantidades) siempre que se compren en un tiempo limitado (pueden ser 24 ó 48 horas).

  • Hay ciertos productos que son más caros aquí, pero mucho más económicos en otros países (y no sólo estamos hablando de productos de baja calidad, sino también refiriéndonos al mismo producto que se vende aquí).

  • En otros productos, servicios o sectores, como el sector de los viajes, existen ofertas a muy buen precio. Estas suelen producirse como estrategia de marketing de la empresa, ofertas de última hora, precios promocionales por pronta reserva, etc. Pero no sólo en el sector de los vuelos y hoteles, sino en muchos otros existe el mismo principio, búscalos.

  • Obtener regalos por cosas que ibas a hacer igualmente sólo por elegir a cierta empresa o marca. Por ejemplo, recibir dinero o un regalo interesante por domiciliar la nómina en una entidad bancaria y no en otra, recibir un regalo por comprar un curso en una academia y no en su competencia, etc. Se convierten en gangas cuando no pagas nada (o pagas poco) y es algo que ibas a hacer igualmente.

  • Productos de más bajo precio o más baja calidad que los de cierta marca, pero que dicen ser casi iguales. En este caso conviene comprobar que es cierto lo que prometen buscando opiniones de otras personas que los hayan adquirido previamente.

  • Aprovecha las promociones y cupones de descuento que ofrecen muchas empresas en Internet, incluso grandes marcas; y las que se brindan solo por hacer una acción (ser fan en una red social, hacer una valoración del producto, etc).

  • Aprovecha las rebajas. Puedes ahorrar hasta el 80% del precio de un producto y encontrar verdaderas gangas, tanto online como offline.

  • Aunque pueda sonar un poco drástico, en ocasiones encontrar gangas supone aprovecharse de la desgracia o necesidad de otros. Muchas personas venden a buen precio o casi regalado todo tipo de productos (normalmente con poco uso) porque necesitan conseguir dinero urgente. Cuidado con intentar aprovecharte de las personas, porque a veces te puede salir mal. Sin embargo, si vas a lo seguro, con entidades oficiales como la página de subastas de bienes de la Agencia Tributaria no correrás ningún riesgo.


¿Cómo reconocer lo que no es una ganga o es una estafa?

Siempre decimos y repetimos (en los artículos sobre fraudes y estafas de nuestro blog puedes ver muchos ejemplos) que la información es poder. Informarse sobre aquello que vamos a adquirir debería ser el primero de los pasos a realizar y ser de obligado cumplimiento.

Te damos unas ideas para que aprendas a reconocer lo que es una ganga de lo que puede ser un fraude o intento de estafa:

  • Leer las condiciones de venta (o lo que entendemos coloquialmente como la "letra pequeña") es clave, ya que puede haber alguna cláusula que excluya según qué servicios o esconda otros intereses, los reales.

  • Si buscas en Internetnombredelaempresa/nombredelproducto/nombredelvendedor opiniones” o “nombredelaempresa/nombredelproducto estafa” u otras cadenas de búsqueda como “nombredelaempresa/nombredelproducto timo” y te aparece algún resultado negativo piénsatelo muy bien antes de efectuar tu compra. Aún así, comprueba también qué hay de cierto en dichas críticas, puedes encontrarte que se trate de alguna forma de querer desprestigiar a la empresa por parte de terceros o la competencia.

  • Las subastas inversas también pueden llegar a ser muy tentadoras, pero a la hora de la verdad tienes que tener en cuenta que sólo una persona se queda con el producto y los demás pierden su dinero. ¿Te compensa?  

  • Si algo es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea. Siempre hay excepciones, pero muy pocas, y se producen generalmente por desconocimiento por parte del vendedor del valor real de lo que vende (suele suceder en productos de segunda mano). Confía en tu intuición.

  • Si una persona vende muy barato y necesita el dinero con urgencia, puede que encuentres una oportunidad, pero ándate con ojo y pide siempre referencias (o búscalas). Hasta personas de confianza con mucha reputación pueden acabar timando a alguien en un mal momento de su vida. En todo caso, la mejor forma de ir sobre seguro en Internet es intentar tener todos los datos de la persona y conocer su reputación en el campo de las ventas online.

  • Si accedes a una oferta increíble por medio de un email, probablemente no se trate de una ganga sino de una estafa. Ten siempre en cuenta que los chollos no te están buscando. Si además, dicho email está realizado con una mala traducción al español, está claro que la oferta no es real.

  • Si el precio promocional es igual o superior al habitual (a veces pasa), clara y evidentemente no se trata de una ganga.
 Las gangas, oportunidades o chollos en Internet existen, sólo hay que saber buscar ¡o encontrar! ¿tienes algún método que quieras compartir con nosotros a la hora de buscar chollos a través de Internet?

Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario David (08 julio 2016)
La linea que puede separar a una ganga en internet de una estafa es tan delgada que muchas veces la duda nos impide comprar. A mi ya me la han jugado varias veces, sobre todo en ebay, pero bueno dicen también aquello de que el que no arriesga no gana, siempre y cuando no te estés jugando cientos de euros, pues que sea lo que Dios quiera, ¿no? yo lo que hago siempre es buscar referencias en Google, si hay algo raro casi siempre sale, y sino, ante la duda pues te guardas la tarjeta de crédito en el bolsillo jajaja