Busconómico

La trampa de los tipos de interés bajos

tipos de interés en préstamosCuando vemos en los medios de comunicación que los tipos de interés bajan y que están en mínimos históricos, todo el mundo lo interpreta como una muy buena noticia.

A priori lo interpretamos como algo bueno pues pagaremos menos por la hipoteca (a no ser que tengamos una cláusula de suelo), el Estado se financiará a un precio más bajo por lo que el coste de la deuda será menor, el consumo se reactiva y las posibilidades de inversión para los emprendedores teóricamente aumentan al conseguir mejor financiación.

Pero si lo analizamos con mayor profundidad puede ser que los tipos de interés muy bajos no sean tan buenos como podemos pensar. Por descontado que los tipos altos o muy altos son malos, pero quizá los bajos o muy bajos son igualmente dañinos.

Aunque los tipos bajos tienen sus ventajas, también es indudable que muchas veces son perversos, ya que por lo general tipos demasiado bajos acarrean problemas, si bien es verdad que más por no utilizarlos correctamente que por ser bajos en sí mismos.

Vamos a dar 10 razones por las que los tipos bajos pueden resultar muy dañinos.

1.- Burbuja inmobiliaria: como consecuencia de la rebaja de tipos, para los bancos no era rentable vender hipotecas de 50.000 euros al 3% ya que sus beneficios eran demasiado bajos. Ese fue uno de los factores para que los bancos presionasen al alza el precio de la vivienda y ofreciesen préstamos de incluso el 120% del valor de las viviendas. Como consecuencia, llegó la burbuja inmobiliaria con alzas de precios del 20% anual.

2.- Sobreendeudamiento de las familias: bajo el paraguas de tipos bajos y la facilidad de conseguir crédito, los consumidores se sobreendeudaron, ya que el coste de financiarse era bajo. Una casa por aquí, ahora amplío la hipoteca para comprar un coche que nunca pensé tener y de paso me financio unas vacaciones en crucero. Seguro que muchos que lean esto conocen casos. Parece que la población ha aprendido la lección.

3.- Sobrecrédito bancario: con tipos muy bajos los bancos necesitan prestar mucho más dinero para ganar lo mismo, así sus ratios de riesgos bajaron y financiaron dudosos préstamos a empresas, instituciones públicas, etc. La tasa de morosidad crediticia este año en España supera el 13% (y eso que ya está descontado todo lo pasado por los bancos al banco malo SAREB).

4.- Plazos de los créditos: como los precios se inflan (burbuja) los plazos se amplían, pero no es lógico que se pague un coche en 10 años o una casa en 50 años.

5.- Gasto público: con tipos muy bajos y con los bancos ofreciendo dinero sin límite a las administraciones públicas, los políticos gastaron dinero en proyectos absurdos de miles de millones, dinero que tendremos que pagar entre todos.

6.- Impuestos: consecuencia del punto anterior es que antes o después el endeudamiento público es tan elevado que la solución no es seguir refinanciándolo, es pagar y entonces la consecuencia es la subida de impuestos.

7.- Tipos muy bajos ALARMA: Cuando los tipos de interés son extremadamente bajos, como ocurre ahora con tipos oficiales al 0,25%, significa que las cosas van muy mal. Es decir, tipos muy bajos es sinónimo de medidas desesperadas para reactivar una economía que está casi en coma.

8.- Ahorros: las personas que tienen ahorros reciben muy poco dinero por ellos, hoy en día con los actuales tipos para sacarse un sueldo vía ahorros sin asumir riesgos (depósitos y productos garantizados) habría que tener casi 1 millón de euros en el banco. Personas que llevan toda la vida ahorrando para la vejez viendo lo poco que les pagaban en su cartilla o plazo fijo cayeron en las garras de productos tóxicos que todos conocemos (preferentes, bonos, productos estructurados,...) con promesas de tipos del 7% anual.

9.- Diferenciales: los pocos que consiguen crédito lo hacen en unas condiciones leoninas, ya que en una hipoteca pueden fácilmente firmar un Euribor+4% ó +5%, con el riesgo que eso implica si dentro de 5 ó 10 años los tipos suben al 5-6%.

10.- Falta de financiación: durante el boom con tipos bajos hemos visto cómo se disparó al crédito, pero hoy con tipos MUY bajos lo que ocurre es que directamente no hay crédito. Esto ocurre por 2 motivos fundamentalmente: si los tipos son muy bajos es que la economía va muy mal y por tanto los bancos no se fían de prestar; por otro lado, con tipos muy bajos no les compensa asumir el riesgo de prestar a particulares pudiendo prestar al Estado con mayores tipos y mayores garantías. Así que la bajada no se traduce en una ventaja para los ciudadanos.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.