Busconómico

Al recibir una herencia: ¿qué pasa con la hipoteca?

La legislación en torno a las herencias es bastante amplia. Por eso, no siempre es fácil conocer absolutamente todas las obligaciones y trámites legales que conlleva el recibir o aceptar una herencia.

Uno de los aspectos de las herencias que más cuestiones suscita es qué pasa cuando heredas una vivienda que está grabada con una hipoteca.

Desde Busconomico, queremos ayudarte a comprender qué sucede con la hipoteca cuando heredas una vivienda.

Por eso, en el artículo de hoy, vamos a centrarnos en dar respuesta a qué ocurre con la hipoteca cuando heredas una casa y qué trámites debes llevar a cabo.

Al heredar una vivienda hipotecada

Sin lugar a dudas, heredar una vivienda hipotecada puede suponer un grave problema para el heredero.

Según lo que establece el artículo 1003 del Código Civil, al aceptar una herencia, también se acepta cualquier carga que tenga dicha herencia.

En la inmensa mayoría de casos, para adquirir una vivienda se emplea un préstamo hipotecario. Por lo que, al heredar dicha vivienda, el heredero también hereda el préstamo hipotecario pendiente de amortizar de la propiedad.

¿Qué opciones tiene el heredero?

Cuando nos comunican que vamos a heredar una vivienda hipotecada tenemos varias opciones: aceptar la herencia junto con sus cargas; aceptar la herencia a beneficio de inventario y, por último, rechazar la herencia.

- Aceptar la herencia de la vivienda hipotecada

Si el heredero acepta la herencia de la vivienda, como ya hemos mencionado, también acepta las cargas que esta tenga.

Para formalizar este trámite, es necesario que el heredero cambie la titularidad de la hipoteca y la ponga a su nombre.

Este cambio de titularidad se hace mediante una subrogación hipotecaria.

Para que el banco acepte este cambio de titular en el préstamo hipotecario es necesario presentar el certificado de defunción del titular o el testamento.

- Aceptar la herencia a beneficio de inventario

Una segunda opción para aceptar la herencia es hacerlo a beneficio de inventario. Esta acción permite separar el patrimonio heredado del propio del heredero.

De esta manera, el heredero no responde con su propio patrimonio las deudas de la herencia.

Con esta opción, solo se hereda la parte restante de la herencia que quede tras haber pagado el préstamo hipotecario.

Este tipo de aceptación de la herencia conlleva más trámites que las otras dos opciones, además de ser la más costosa de todas.

- Rechazar la herencia de la vivienda hipotecada

Otra opción que tiene el heredero es rechazar la herencia de la vivienda y así evitar tener que hacerse cargo de la hipoteca que esta conlleva.

Para llevar a cabo este trámite es necesario manifestar en una escritura pública ante notario el deseo de rechazar la herencia.

¿Qué pasa si en la hipoteca hay dos titulares?

En el caso de heredar una vivienda con carga hipotecaria en la que existían dos titulares, la cosa cambia.

Ante esta situación, el heredero recibe la parte proporcional de la deuda.

Lo más común es que la hipoteca esté repartida al 50% entre los dos titulares.

En este caso, el heredero recibiría el 50% de la carga hipotecaria de la vivienda heredada. Si el heredero rechaza la herencia, el titular vivo debe hacer frente a la totalidad del restante del préstamo hipotecario.

¿Qué ocurre con el aval de la hipoteca?

Cuando la hipoteca cuenta con un avalista, este no desaparece al fallecer el titular del préstamo.

Por lo tanto, cuando los herederos de la vivienda hipotecada aceptan la herencia, el avalista sigue cumpliendo su papel hasta que la deuda se pague al completo.

Por otro lado, si el heredero rechaza la vivienda hipotecada, el avalista y su función de aval dependerá totalmente de las condiciones que se hayan pactado en la escritura del préstamo hipotecario en el momento de su firma.

¿Qué pasa con la hipoteca si hay un seguro de vida?

Al solicitar una hipoteca no es obligatorio contratar un seguro de vida. Por lo tanto, es posible que el titular de la hipoteca no disponga de un seguro que cubra la deuda en caso de fallecimiento.

Por el contrario, si el titular de la vivienda dispone de un seguro de vida, tras su fallecimiento, este cubre el restante de la deuda.

Ante esta situación, la aseguradora es la encargada de afrontar el pago del préstamo hipotecario, mientras que el heredero recibe la vivienda libre de cargas.

Para llevar a cabo este trámite es necesario que el heredero presente ante la aseguradora y el banco el certificado de defunción.

¿Qué trámites hay que hacer y dónde se hacen?

Ante una herencia los plazos son vitales. Por eso, es importante que conozcas bien cuáles son los trámites que debes llevar a cabo, qué documentación necesitas y dónde se realiza cada trámite.

- Documentos a presentar

El heredero debe presentar una serie de documentos ante el banco, ya decida aceptar la herencia o rechazarla.

Los documentos son los siguientes:

  • Certificado de defunción. Este certificado se obtiene en el Registro Civil.
  • Certificado de últimas voluntades. Para obtener este documento se debe presentar el modelo 790 en las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia. En este documento aparece el nombre del notario que dispone del testamento, en caso de existir.
  • Declaración de herederos o testamento. Si existe testamento, este se encontrará en la notaría donde se otorgó; en caso de no existencia del testamento, se debe realizar una declaración de herederos ante notario.
  • Escritura de adjudicación de la herencia. Tanto si se acepta la herencia, como si se rechaza, es necesario acudir a un notario para realizar esta escritura.

La entidad bancaria en la que se encuentra la hipoteca, por su lado, debe presentar al heredero toda la documentación que el titular de la hipoteca firmó en el momento de su contratación.

- Impuestos

El heredero debe abonar algunos impuestos para finalizar con todos los trámites de la herencia.

Estos son el Impuesto sobre Sucesiones y la plusvalía municipal.

El impuesto por sucesiones se debe abonar en Hacienda. Para hacer el cálculo de este impuesto se reduce de la base imponible el restante de la deuda hipotecaria

La plusvalía municipal, que se paga al recibir en herencia una vivienda, se abona en el Ayuntamiento al que pertenece la vivienda.

En ambos casos, el plazo máximo para pagar los impuestos es de seis meses, que empiezan a contar desde el fallecimiento del titular de la propiedad.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.