Busconómico

Banca tradicional vs. banca online: ventajas y desventajas

Que Internet ha ido cambiando los hábitos del consumidor a lo largo de los años es un hecho fácilmente demostrable y contrastado. Desde que esta herramienta irrumpió en nuestras vidas ha ido facilitando cada uno de los hábitos a los que estábamos acostumbrados, desde buscar información acerca de un restaurante, viaje, u hotel, pasando por la compraventa de servicios o productos hasta la simple búsqueda de datos a los que uno hace referencia en una cena familiar. Y, desde luego, también en el campo financiero, inversiones, banca, préstamos, etc.

Precisamente ha sido Internet una de las grandes revoluciones con las que ha tenido que lidiar el libre mercado ya que el usuario está ahora mucho más informado que antes y tiene la posibilidad de comparar precios, ofertas y promociones, para acabar comprando o contratando aquel producto o servicio que mejor se adapte a sus necesidades. Además, no solo hay que competir a nivel nacional sino también a nivel internacional, ya que los portes de un producto en muchos casos ya no son un impedimento a la hora de comprar algo en el extranjero como tampoco lo es el desconocimiento del medio o incluso la desconfianza que generaba comprar a través de Internet en sus primeros años de existencia.

La gran Banca es quizás la que ha despertado más tarde, digamos que la tradicional, la que siempre ha estado ahí, a pie de ventanilla, con oficinas bancarias físicas en todos los barrios de las ciudades de nuestro país. Y decimos que ha despertado tarde porque en los inicios fueron varios los bancos que apostaron por el "online" como modo de ofrecer a sus clientes un trato diferente mediante el cual pudieran ahorrarse una serie de gastos y comisiones. Y no solo ahorrar, sino incluso ganar algo de dinero mediante cuentas remuneradas. ING Direct fue uno de los abanderados de la banca online ¿te acuerdas? pues ya han pasado más de 15 años de esto.

Banca tradicional contra Banca online

Antes de entrar en materia tenemos que definir lo que entendemos como banca tradicional y qué queremos decir cuando hablamos de banca online. Aunque los conceptos son bastante claros nos puede confundir que actualmente todos los bancos tienen su propia plataforma online desde la que poder trabajar con nuestras cuentas corrientes a través de Internet.

- La banca tradicional es aquella que siempre se ha mantenido a una cierta distancia del mundo de internet desde sus inicios, de hecho podemos decir que son aquellas entidades que siempre han estado allí, algunas incluso antes del nacimiento de Internet, soportando toda una infraestructura de oficinas en las que atender a los clientes. Su estrategia se basa sobre todo en el trato humano, la proximidad y la atención personalizada.

- La banca online nació al mismo tiempo que lo hizo Internet, centrada principalmente en sus operaciones a través de la red, sin apenas infraestructura de atención al público en oficinas físicas, lo cual le permite mantener unos costes fijos muy por debajo de la banca tradicional, hecho que suele repercutir en unas mejores condiciones para el usuario final (exención de gastos y comisiones, remuneración del capital ahorrado o invertido, etc).

Aunque en la actualidad todos los bancos disponen de una plataforma online desde la que podemos gestionar nuestras cuentas, no podemos decir que la banca tradicional sea también online, sino que dentro de sus servicios tienes también la posibilidad de trabajar de forma autónoma a través de Internet, no obstante, siguen manteniendo gran parte de su red de oficinas y cajeros en todo el mundo. Muchas de estas entidades, además, tienen productos específicos a través de los cuáles puedes y debes operar solamente online, esto hace que solo en este tipo de productos puedas también beneficiarte de ventajas, descuentos y exención de gastos y comisiones.

Ventajas y desventajas de los bancos online

A medida que nos vamos familiarizando con los medios online, vamos cogiendo confianza y perdiendo el miedo. Sobre todo en cuanto a los usuarios que siempre fueron reacios a trabajar a través de Internet, realizar compras o contratar productos. Poco a poco, gran parte de este público se ha familiarizado con las plataformas online que los bancos ofrecen a sus clientes. Pero una cosa es realizar operaciones online y otra es gestionar todos tus ahorros de forma autónoma a través de Internet, sin más interlocutor que un teléfono de atención al cliente, una cuenta de email o a lo máximo un chat.


Para todos aquellos que todavía tienen miedo o sienten desconfianza a la hora de operar o gestionar su dinero íntegramente a través de la red, proponemos a continuación una serie de ventajas y desventajas que ayudarán a los indecisos a tomar una decisión. Como siempre, deberás posicionarte siempre en base a tus necesidades y no ser tú el que se amolde a los productos. Solo de esta forma podrás beneficiarte y sentirte bien con la decisión que has tomado.

Sin duda la principal ventaja es también el principal beneficio y la razón por la cual muchos clientes de la banca tradicional optan por pasarse a la online, y es la (normalmente) ausencia de gastos por mantenimiento de cuenta y de comisiones por las principales operaciones que se realizan a través de una cuenta corriente. Muchos de estos bancos tienen productos que pueden vincularte más o menos con la entidad, y a su vez, como en todos los bancos, dependiendo de la vinculación que tengas con la entidad tienes también una serie de beneficios.

Las cuentas remuneradas son otro de los productos estrella de este tipo de bancos. Así que no solo no te cobran gastos ni comisiones sino que además te dan intereses por tener tu dinero allí, ya sea a través de cuentas corrientes, depósitos o fondos de inversión. Evidentemente los tipos de interés suelen ser bastante más altos que los de la banca tradicional (si encuentras alguna entidad tradicional que tenga este tipo de producto), pero no solo eso sino que a veces estas cuentas remuneradas tienen un tipo de interés más alto que un depósito ofrecido en un banco de los de toda la vida. Un ejemplo podría ser la Cuenta Coinc, la Cuenta Facto de Banca Farmafactoring que asociada a alguno de sus depósitos da una alta rentabilidad, la Cuenta remunerada de Self Bank o en menor medida (por el bajo tipo de interés que da en la actualidad) la Cuenta Naranja de ING Direct.

La poca o nula vinculación con la entidad es otra de las ventajas, es decir, para conseguir la rentabilidad deseada en el caso de las cuentas remuneradas, o la ausencia de comisiones y gastos en las cuentas corrientes a contratar, no hace falta vincularse con la entidad a través de la contratación de productos, tarjetas de crédito, ingreso de nóminas, domiciliación de recibos, etc. Aunque sí es verdad que existen productos específicos que necesitan de una mínima vinculación para disfrutar de todos sus beneficios (por ejemplo la Cuenta Nómina de ING Direct), pero no es un imperativo ya que existen otros productos entre los que escoger si no quieres ningún tipo de vinculación.

La rapidez, sencillez y comodidad es el último de los puntos fuertes de la banca online. Puedes operar desde tu casa tranquilamente, sin los agobios que presenta el personarse en una oficina física para hacer un ingreso o transferencia, pagar un impuesto o simplemente conocer el saldo de tu cuenta, sin colas ni pérdida de tiempo. La agilidad con que se trata también la contratación de productos como depósitos bancarios es un punto a favor, ya que todas las gestiones se realizan online o en su caso incluso mediante mensajería urgente, lo cual facilita cualquier contratación. Mención especial (en modo de desventaja) merece el trato que se les da a los ingresos de cheques bancarios que tardan mucho más de lo habitual en ser ingresados debido al envío de éste a la entidad, gestiones posteriores e ingreso. Sin duda si eres un autónomo o pyme y te pagan mediante cheques bancarios es un paso atrás en todo el proceso normal de gestión de una empresa (y más si necesitas ese dinero, claro).

Sin duda la principal desventaja a la hora de trabajar con un banco online es la despersonalización del individuo, es decir, la atención del cliente no es personalizada y todas las dudas se gestionan a través de un servicio de atención al cliente. Esto repercute sobre todo en que nuestro caso será siempre revisado por una persona diferente, teniendo que explicar cada vez que contactemos con dicho call center nuestro caso concreto.

La desconfianza es otro de los handicaps con el que deben lidiar la mayoría de bancos online. Está claro que los que llevan entre nosotros muchos años (el caso de ING Direct) o de aquellos que están respaldados por un banco tradicional (por ejemplo Bankinter) no tienen que vencer este miedo. Pero a medida que van apareciendo nuevas entidades en el mercado (aunque también estén avaladas por la gran banca) el recelo enseguida hace acto de presencia en nuestros pensamientos, y más después de la explosión de la banca con los funestos resultados que todos conocemos, algo que quedará grabado para siempre en nuestra cabeza y que ha dejado "tocada" la dignidad y credibilidad de la gran mayoría de bancos, sean españoles o extranjeros.

La gestión empresarial a través de un banco online se nos hace un poco más complicada de lo habitual cuando debemos hacer gestiones burocráticas que necesitan del sello de un banco para demostrar dicha gestión. Además del ingreso de cheques (que ya hemos comentado anteriormente), existen trámites que necesitan del banco como por ejemplo ingresos a cuentas de ayuntamientos, gobiernos regionales, o incluso en ciertos trámites de publicación de anuncios oficiales en estamentos como el Boe, Borme, Dogc, etc.

Ventajas y desventajas de la banca tradicional

La banca tradicional con entidades físicas, llamémosle bancos, juega una baza importante dentro del pensamiento colectivo. Creemos que por verlos cada día, tener una sede física donde poder gestionar nuestros ahorros son mucho más seguros y/o solventes que el resto de la banca. Este pensamiento es, sobre todo, típico de la gente mayor. El público de avanzada edad se ha visto superado por Internet y no tienen más remedio que acudir al banco de toda la vida a actualizar la libreta (como decimos normalmente). Ponerse ahora a aprender cómo funciona la banca online se puede convertir en todo un suplicio para ellos, con toda la inseguridad que se les puede crear a la hora de operar con contraseñas, además de convertirse en un blanco muy fácil para todo tipo de estafas, phishing y demás engaños que podemos encontrar por la red.

oficinas bancarias

Está claro que este tipo de público cada vez es menos representativo de nuestra sociedad, y en unos años (ley de vida) desaparecerá. ¿Desaparecerán con ellos las entidades físicas? ¿la banca tradicional? no lo creemos. Es cierto que la tendencia es reducir el número de oficinas bancarias en la calle, pero aunque su presencia es cada vez menor no llegarán a desaparecer. De hecho, según datos del "Anuario estadístico de la Banca en España" es un hecho que este tipo de bancos están perdiendo fuerza frente a la banca online, que cada vez sale más reforzada gracias a las nuevas generaciones que encuentran en Internet un aliado para gestionar de forma fácil y cómoda sus ahorros.

La personalización y el trato diario con una persona que te conoce es (para algunos) la gran ventaja de las entidades tradicionales con presencia física a través de una oficina bancaria. La necesidad de poder hablar con el director del banco, el subdirector o incluso con alguno de los comerciales o el que se encuentra en ventanilla, es fundamental en algunos casos para aquellos que no están acostumbrados a lidiar con un call center. Hay aspectos de nuestro día a día que no encajan con la vida online, al fin y al cabo somos personas que forman un sociedad y la necesidad de comunicación con nuestros semejantes para que nos expliquen con detalle cualquier aspecto contractual que no entendemos (algo que también podemos hacer por teléfono, desde luego). A veces esta personalización puede llegar a solucionar problemas como el cobro equivocado de comisiones, gastos o cargos que en principio, por la vinculación que tenemos con la entidad, no deberían producirse o que el propio director del banco asume como "arreglo" de cortesía.

La solvencia es quizás la gran baza con la que juegan los grandes bancos, test de estrés, grandilocuentes noticias de beneficios trimestrales, patrocinio, anuncios en la tele, afianzan la imagen que tenemos de estos bancos como los más potentes del mercado. Pero si echamos la vista unos años atrás veremos que con la crisis económica muchos cayeron y tuvieron que ser rescatados.

Sin duda, el gran handicap a la hora de operar con este tipo de bancos es la lentitud con la que vas a ser despachado, y más a principio o finales de mes ya que se forman grandes colas de clientes en busca del ingreso de sus nóminas, pensiones o prestación por desempleo. También se da el hecho de que mucha gente mayor acude diariamente a su entidad a actualizar la libreta y "charlar" un rato. Esto puede llegar a desesperarnos en ocasiones en las que nuestras gestiones son realmente urgentes. En Internet este tipo de gestiones se pueden realizar en un par de minutos cómodamente, sin salir de casa y sin esperas estériles.

En el plano del ahorro, mantener una cuenta corriente en un banco de este tipo suele acarrear una serie de gastos y comisiones que afectan a nuestro bolsillo. Algunas veces y en según qué productos, algunas de estas entidades pueden anular este tipo de incomodidades atendiendo a la vinculación, es decir, manteniendo una serie de condicionantes que permitan a la entidad asegurarse que vas a operar en la mayoría de ocasiones con ellos. De este modo te obligan a contratar algún producto, o a domiciliar la nómina, pensión, a utilizar tu tarjeta de crédito, etc. En cuanto a rentabilidad este tipo de bancos apenas ofrecen nada, y en el caso de hacerlo siempre bajo el condicionante de la vinculación.

Los bancos online más interesantes

Aunque son bastantes los bancos online que ofrecen sus servicios a través de Internet, nosotros (por experiencias propias o de alguno de los integrantes del equipo de Busconómico) recomendamos los siguientes:

ING DIRECT

Cuando pensamos en un banco que opera online nuestra cabeza inmediatamente repara en esta entidad bancaria que lleva ya más de 15 años entre nosotros. Fue sin duda el que abrió la brecha entre la banca tradicional con oficinas físicas en todas las ciudades y un nuevo concepto como era la banca online. Actualmente es uno de los más reconocidos y abandera el concepto "sin comisiones" como no lo hace ningún banco. Aunque con el paso del tiempo sus productos han perdido rentabilidad en cuanto a remuneración por nuestro dinero, sigue siendo una de las grandes alternativas a la banca tradicional. Sin duda su producto más reconocido es la Cuenta Naranja por ser el producto más longevo, aunque su Hipoteca Naranja es quizás una de las mejores que existen en la actualidad.

Cuenta Naranja
Cuenta Naranja
La Cuenta Naranja de ING es una cuenta de ahorro sin comisiones que ofrece rentabilidad desde el primer euro.

Si buscas un banco ágil, con solvencia, que no te cobre comisiones ni gasto alguno, sin duda ING Direct es lo que necesitas. La experiencia que lleva detrás lo hace líder indiscutible, y las palabras seguridad, tranquilidad y sencillez son, sin duda, sus grandes bazas.

BANKINTER

Con la solvencia y participación del Banco Santander, Bankinter siempre ha sido un banco español pionero en las nuevas tecnologías, aunque menos conocido que su competidor más directo (ING Direct) ha sabido conquistar el territorio online gracias a los innovadores productos que lanza al mercado. Actualmente ofrece una de las cuentas remuneradas más interesantes como es la Cuenta Coinc, de la que tanto hemos hablado en nuestro blog. Aunque sin olvidar la Cuenta Nómina Bankinter, con una de las remuneraciones más altas del mercado (aunque solo para los primeros 5000 euros).

Cuenta Coinc
Cuenta Coinc
Coinc es un innovador y divertido portal de ahorro en el que defines metas para conseguir tus deseos, totalmente flexible y apoyado en una cuenta de ahorro sin comisiones con una rentabilidad del 0,30% TAE, con la garantía de Bankinter.

Si lo que estás buscando es un banco que te ofrezca más por tu dinero, a la vez que no te cobre comisiones, con una operativa sencilla y una plataforma online más que digna, sin duda Bankinter es lo que necesitas.

OPENBANK

Perteneciente al Banco Santander, hablar de Openbank es por antonomasia hacer referencia a la banca online sin comisiones pionera en España, con todos los servicios gratis y sin tener que domiciliar la nómina. Es un banco que opera completamente online y que ofrece todos sus productos sin comisiones: cuentas corrientes, depósitos con alta rentabilidad, tarjetas de débito y de crédito gratis con las que sacar dinero gratis en cualquiera de los 6.000 cajeros de Santander, créditos, hipotecas, fondos de inversión, broker para operativa en bolsa, planes de pensiones, etc. Pero sin duda, en la actualidad tiene un producto que destaca sobre los demás, el Depósito Bienvenida Openbank, con una rentabilidad por encima de la media.

Depósito Bienvenida
Depósito Bienvenida
  • TAE: 1,75%
  • Plazo: 3 meses
  • Depósito mínimo: No tiene
  • Depósito máximo: 1.000.000 €

La máxima rentabilidad por tu dinero, sin comisiones ni gastos, si es lo que estás buscando quizás Openbank sea entonces el banco que necesitas. Experiencia, solidez y una operativa de amplio espectro. Un auténtico banco online en todos los aspectos.

Los bancos tradicionales más interesantes

Dentro de lo que consideramos banca tradicional nos encontramos con una serie de entidades que por su volumen, experiencia y solvencia están muy por delante del resto en cuanto a prestigio, pero dicho prestigio a veces no quiere decir que sea mejor que otro más pequeño o que tenga mejores productos. Según nuestra experiencia, y bajo nuestra estricta opinión, estos son los bancos más interesantes en cuanto a banca tradicional y los que tienen los productos más interesantes:

BANCO SABADELL

Quizás uno de los bancos que más crecimiento está experimentando gracias a su estrategia de "cero comisiones" y a saber estructurar cada producto de forma que llegue al público específico al que va dirigido. Su fórmula "Expansión" ha calado hondo entre los clientes de este banco, que es utilizado tanto por particulares como por empresas, pymes y autónomos. La Cuenta Expansión es un claro ejemplo de ello, una cuenta nómina sin comisiones pero sin remunerar que permite operar de forma sencilla gracias a su plataforma online.

Cuenta Expansión
Cuenta Expansión
Cuenta Nómina sin comisiones con tarjetas y transferencias gratis. Devuelve el 1% de los principales recibos.

Por otro lado el Préstamo Expansión Sabadell es otro de esos productos estrella de los que puede hacer gala esta entidad. Si buscas un banco que no te cobre comisiones por todo, con el que puedas operar en tu día a día  a través de una cuenta corriente y de su plataforma online, te aconsejamos que lo hagas con esta entidad. Además tiene cientos de cajeros distribuidos por media España, lo que facilitará que puedas sacar dinero en cualquier momento.

BANCO SANTANDER

Aunque no es santo de nuestra devoción, es innegable que el Banco Santander es uno de los estandartes de la banca tradicional en nuestro país. Aunque ha reducido mucho los productos que ofrece a sus clientes en pos de su Cuenta 1 2 3 (puedes leer nuestra opinión en este artículo) creemos que si tus necesidades se ajustan a las condiciones del banco puede ser una buena opción, pero no todos deberían contratar sus productos sin informarse antes de los condicionantes y sobre todo del grado de vinculación que exige. Aún así, su Hipoteca Variable es una de las 10 mejores hipotecas del momento:

Hipoteca variable
Hipoteca variable
  • Interés: Consultar condiciones
  • Plazo máximo: 30 años

Si tus exigencias son pocas, no te importa pagar comisiones a cambio de una remuneración en la cuenta y crees que estar en un banco de reconocida solvencia te deja más tranquilo, el Santander es sin duda tu banco. Eso sí, ten en cuenta que la vinculación que te exigirán es máxima.

BANCO POPULAR

Frente a otras opciones que quizás parecen más reconocidas a nivel financiero como Bankia o el mismo BBVA, creemos que el Banco Popular merece una mención especial por su política "sin gastos ni comisiones", peculiaridad que al fin y al cabo es lo que buscan la mayoría de usuarios, hartos de que les tomen el pelo. En este sentido la mayoría de sus cuentas corrientes, sean para particulares o empresas, gozan de este beneficio, pero de entre ellas quizás la más destacable sea la Cuenta Nómina Popular:

Cuenta Nómina
Cuenta Nómina
Cuenta Nómina sin comisiones y con descuentos, anticipos de nómina sin intereses, promociones, y mucho más.

Dentro de lo que se consideran "los grandes bancos españoles" creemos que el Popular merece una mejor consideración, es un banco que ha demostrado ser solvente, con productos muy interesantes y fiel a la filosofía de cero comisiones, algo que debería de serle reconocido frente al resto de bancos mucho más importantes como los antes mencionados.

¿Se puede combinar el uso de la banca tradicional con la online?

Evidentemente. De hecho te recomendamos que antes de cambiar definitivamente de un banco a otro pruebes la dinámica, la operativa, la agilidad con la que vas a empezar a moverte y sobre todo la independencia que te da operar a través de Internet de forma autónoma. Sabemos que los cambios, y sobre todo en banca, son difíciles de realizar. De hecho ya escribimos un artículo en nuestro blog sobre por qué nos cuesta tanto cambiar de banco y los beneficios de pasarte a un nuevo mundo de bancos sin comisiones

Nuestra obsesión por recomendar a todos nuestros usuarios y lectores la necesidad de comparar entre todos los productos bancarios que se ofrecen en el mercado no es sino para que éstos abran los ojos y se den cuenta de que existen opciones mucho más económicas que las que, seguramente, estarán utilizando hoy en día. De este modo, combinando el uso de la banca tradicional con la online podrás darte cuenta de que existe todo un mundo que va mucho más allá de la ventanilla del cajero de tu banco tradicional, el de tu calle. Y si no te convence del todo eso de cambiar siempre puedes tener dos cuentas abiertas, una a través de un banco online y otra en tu banco de toda la vida, ¿por qué no?


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Sí, acepto expresamente la política de privacidad
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes)
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Al aceptar nuestra política de privacidad. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com