Busconómico

¿Debemos estar tranquilos si invertimos en fondos de inversión garantizados?

Los fondos de inversión se han convertido en una alternativa muy interesante a los bajos tipos de interés que rigen el mercado en la actualidad, especialmente en muchos productos de renta fija, como los bonos soberanos y los depósitos a plazo fijo.

fondos de inversión garantizadosSiendo un producto por el que se suele asumir un mayor riesgo, su especial atractivo radica en su mayor rentabilidad y en un abanico de posibilidades mucho más amplio, en el que caben muchas más alternativas de inversión, tanto de renta fija como de renta variable y mixta.

Entre ellos, existe un fondo de inversión con unas características especiales, que garantiza el capital invertido al vencimiento: los fondos de inversión garantizados.

Se trata de un tipo de vehículo de inversión que, como su propio nombre indica, asegura el 100% de la inversión inicial al contar con una cobertura adicional por parte de la entidad garante e, incluso, puede proporcionar un cierto rendimiento a sus partícipes.

No es exactamente un fondo de inversión de renta fija; aunque su fin es el mismo, evitar en la medida de lo posible las pérdidas derivadas de la gestión, no está garantizado ni por los estatutos del fondo ni por ningún tipo de garantía adicional.

Garantía adicional por parte de la entidad gestora

Los fondos de inversión garantizados cuentan con una cobertura especial: una especie de garantía o aval que se ejecuta en el momento que la inversión del fondo sufra algún tipo de pérdida que impida reembolsar el 100% del capital invertido inicialmente.

Así, si en el momento de la liquidación del contrato, el valor liquidativo del fondo es inferior al convenido inicialmente, la entidad ejecuta la garantía, aportando el patrimonio que fuese necesario para compensar las posibles pérdidas y generar, para el partícipe, la rentabilidad prometida.

Para evitar tener que ejecutar la garantía, los gestores del fondo invierten el patrimonio del fondo de inversión en activos de renta fija de elevada calidad.

Asumir riesgos está muy penalizado en este tipo de productos, y los administradores no quieren oir hablar ni siquiera de algunos productos de renta fija que puedan sufrir algún tipo de minusvalía. 

Pero, ¿qué ocurre si se sufren pérdidas?

Tal y como hemos apuntado, las pérdidas de un fondo de inversión garantizado se compensan con la ejecución de la garantía.

Esta garantía constituye en sí misma un incentivo para que los gestores administren el patrimonio de la forma más responsable posible.

Aun así, es posible que este tipo de fondos puedan perder parte de su capital inicial e, incluso, pudiesen quebrar, en cuyo caso los partícipes podrían llegar a perder parte o la totalidad de su inversión.

Entonces, ¿qué sucede en estos casos? 

En este último escenario, podrían darse dos posibles casuísticas: que la rentabilidad del fondo fuese igual o superior a la convenida y que fuese inferior a la convenida.

En el primero de los casos, la quiebra de esa entidad sería irrelevante para los partícipes, cuyo patrimonio se pasaría a otra entidad depositaria y el valor de sus inversiones permanecería intacto.

Sin embargo, en el segundo de los casos, dado que la entidad no podría ejecutar la garantía por no disponer de liquidez suficiente, la promesa de restitución de la totalidad del capital quedaría en papel mojado, y los partícipes tendrían que asumir esa pérdida.

No obstante, aun en estas circunstancias, se podría salvar parte del patrimonio si la entidad se liquida y el resultado de esta liquidación sirve para compensar parte o la totalidad del patrimonio perdido. 

Entonces, ¿podemos estar tranquilos con los fondos de inversión garantizados?

En la mayoría de casos, los fondos de inversión garantizados son un seguro de vida.

Sin embargo, existe un escenario en el que los partícipes podrían perder parte de su patrimonio. No obstante, los gestores pondrán todo el cuidado posible en evitar que este escenario se haga realidad, especialmente por el tremendo incentivo que tienen a evitar invertir los capitales de los partícipes en productos con un determinado riesgo.

Para que nos hagamos una idea de la importancia de este tipo de producto, en la actualidad los fondos de inversión garantizados han crecido de manera notable, y ya gestionan el 42% del total del patrimonio de los fondos nacionales, con un volumen de cerca de 50.000 millones de euros y dos millones de partícipes.

Estas cifras nos dan una idea de la importancia que le dan los inversores a la preservación de su capital con el tiempo y a la gestión segura de sus inversiones.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.