Busconómico

Cómo amortizar préstamos, método snowball debt

La mejor forma de amortizar préstamos para cancelar todas nuestras deudas y así disponer de una mayor cantidad de renta mensual es el conocido método Snowball debt, es decir el método de "bola de nieve" que permite quitar las deudas de forma rápida y con un fecto multiplicador mes a mes para liquidarlas lo más rápido posible con un esfuerzo financiero muy bajo. 

Cuando cualquier persona se enfrenta a la circunstancia de disminuir sus deudas hay que ir amortizando los diferentes préstamos, pero buscando la manera de hacerlo de la manera más ventajosa.

Cuando tenemos más de un préstamo lo recomendable es utilizar el método de amortización llamado Snowball Debt, que traducido al español significaría efecto bola de nieve. Se trata de empezar a cancelar deudas con cantidades muy pequeñas, ya que nuestros recursos son limitados, pero de una forma que el efecto se va agrandando rápidamente.

bola de nieveEl sistema está pensado para que cualquier persona pueda ir amortizando, y de esta forma pagando menos cantidad mensual por sus deudas, a partir de una aportación inicial muy pequeña.

El método se basa en fijarnos una pequeña cantidad mensual que debemos ahorrar (pueden ser por ejemplo 50 euros), y esa pequeña cantidad la amortizaremos en nuestro crédito que tenga un menor plazo de vencimiento.

El ahorro conseguido con esa pequeña amortización se lo sumaremos el mes siguiente a los 50 euros (u otra cantidad) que nos hemos fijado amortizar cada mes.

Normalmente cuanto menor es el plazo antes podemos cancelar la deuda, además los créditos con un plazo inferior suelen tener un tipo de interés superior y por tanto conviene cancelarlos en primer lugar.

La segunda ventaja es que nuestras metas son pequeñas (50, 70 ó 100 euros), con lo que son metas asumibles. Si pretendemos ahorrar 5.000 euros para luego hacer una amortización podemos tardar años, o directamente no conseguirlo y abandonar el propósito sin tan siquiera disminuir ni un poco los diferentes créditos.

Funcionamiento del sistema Snowball debt

1.- El primer paso es coger papel y boli (o una hoja de Excel) y anotar todos nuestros créditos. Debemos apuntar la cantidad de deuda pendiente, el número de plazos que quedan por pagar y la cuota mensual que pagamos. Con esa información es suficiente, si queremos podemos añadir otra información como el tipo de interés que se paga, etc.

Una vez hecho esto ordenamos los préstamos de manera que tengamos el que menos plazo falta para terminar de pagar hasta el que mayor plazo tiene.

Para entender la mecánica ponemos un ejemplo real, supongamos una familia que tiene una deuda de 900 euros en una tarjeta de crédito y faltan 12 meses por pagar, otra deuda de 2.500 euros de una compra de muebles que financiaron a plazos y quedan 24 meses por pagar, la letra del coche que le quedan 10.000 euros y 48 meses (4 años) y la hipoteca en la que deben 130.000 euros y 21 años para finalizar (252 meses).

El cuadro de sus préstamos sería el siguiente:


En el cuadro se ve la cantidad que se paga por cada deuda y el total mensual que se paga por todos los préstamos de esta familia. En este caso pagan 1.152,80 euros mensuales.

2.- El segundo paso es definir la cantidad mensual que queremos quitar de deudas cada mes. Es preferible una cantidad pequeña y realista que fijarse un objetivo demasiado alto y que no podamos cumplir.

La cantidad elegida la amortizaremos en el crédito con menor plazo de tiempo. Esto normalmente se puede hacer fácilmente desde casa a través de la banca online de nuestro banco. Este tipo de amortizaciones parciales generalmente no tienen costes ni comisiones.

En el caso de nuestro ejemplo el deudor se fija como cantidad a amortizar 100 euros mensuales.

Así tras el primer mes se debe de cada préstamo un mes menos (ver cuadro) y menor cantidad de cada préstamo debido al pago de la cuota mensual (sólo se resta la parte correspondiente al principal de la cuota). Además en el primer crédito (la tarjeta de crédito) se restan los 100 euros que hemos amortizado, quedando el cuadro de préstamos de la siguiente manera:


Como podemos ver tras el primer mes esta familia ha pasado de pagar 1.152,80 euros a pagar 1.142,53 euros. El ahorro en lo que paga cada mes de préstamos será por tanto de 10,27 euros. Puede parecer poco dinero, pero esto es el primer mes, a partir de ahora es cuando comienza el efecto bola de nieve.

El segundo mes la cantidad a amortizar deben ser los 100 euros que nos hemos fijado para cada mes y además le sumamos los 10,27 euros que pagamos de menos, en total 110,27 euros (de esta forma seguimos gastando en créditos la misma cantidad que pagábamos) pero reduciendo rápidamente las deudas. Así que el cuadro de deudas del segundo mes es el siguiente:


Ahora la cuota mensual total es de 1.130,20 lo que supone un ahorro de 22,60 euros mensuales. Por lo tanto en el siguiente mes la cantidad a cancelar serán los 100 euros más el ahorro conseguido, es decir 122,60 euros. Haciendo lo mismo los siguientes 4 meses cancelaremos completamente nuestra primera deuda (ver cuadro):


Como vemos en el sexto mes ya hemos cancelado completamente nuestro primer crédito, y ya hemos comenzado con la amortización del segundo (en nuestro ejemplo una compra de muebles).

En 6 meses se ha cancelado un crédito que tenía un plazo de 12 meses, además de bajar la cuota mensual de los préstamos familiares en casi 100 euros mensuales. Así la cantidad de dinero que se amortiza cada mes va aumentando con un efecto bola de nieve según vamos cancelando deudas.

Si avanzamos en el tiempo hasta el mes 12 y 13, tendremos el siguiente cuadro:


Vemos que a los 12 meses (1 año) ya prácticamente no queda deuda de la financiación de los muebles, y ya comienzan a amortizar el préstamo del coche. En un sólo año y con un esfuerzo financiero de 100 euros mensuales se han quitado de encima 2 deudas y la rebaja en cuota mensual supera ya los 200 euros.

Si seguimos avanzando en el tiempo veremos la siguiente situación tras 27 meses de utilizar el método Snowball Debt.


En poco más de 2 años se termina de pagar el coche, y el esfuerzo de los 100 euros mensuales se compensa con una rebaja en cuotas de unos 450 euros al mes.

A partir de ahora tocaría comenzar a amortizar hipoteca cada mes, pero esta familia ya tiene mucho ganado ya que sus gastos fijos han bajado considerablemente, su nivel de endeudamiento también y por descontado ha mejorado su situación financiera.

Todo lo que sea reducir deudas, y por tanto pasivos es inteligente y bueno para cualquier persona. Utilizando este método el esfuerzo que hacemos (en nuestro ejemplo de 100 euros) se ve completamente recompensado gracias al efecto Bola de Nieve con un ahorro de 450 euros al mes.

A modo gráfico este es el método:

Método de amortización de deudas y préstamos

Resumen para amortizar préstamos

Nosotros hemos hecho cálculos para poder ofrecer un ejemplo con datos reales. Si alguna persona está interesada en averiguar cómo puede hacer este tipo de cálculos le invitamos a visitar nuestro canal en YouTube donde encontrará tutoriales para hacerlo. Pero no es en absoluto necesario para llevar a cabo esta forma de cancelar deudas.

Lo único que hay que hacer es apuntar las deudas, sus correspondientes cuotas mensuales y el plazo. Sumamos todo lo que pagamos en préstamos al mes, simplemente para saberlo.

Después se fija una cantidad mensual a amortizar, en nuestro caso es de 100 euros. Se amortiza esa cantidad del préstamo o la deuda con un plazo más corto. 

En el mismo momento que hagamos la amortización bien en la oficina bancaria o bien a través de Internet nos dicen la nueva cuota a pagar.

El dinero que ahorramos al pagar menos cuota mensual se lo sumamos a los 100 euros (o la cantidad elegida) que debemos amortizar en el segundo mes, y así sucesivamente hasta cancelar todas las dudas.

La gran ventaja de este método para cancelar deudas y préstamos es que notaremos los efectos cada mes y mejorará desde el primer día nuestra economía familiar al disminuir en gran medida los costes fijos. Si un mes no podemos amortizar préstamos porque ha surgido un gasto imprevisto no pasa nada, además podremos afrontar ese gasto gracias al exceso de liquidez que nos proporciona este método.


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario:
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder comentar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto, y de paso recibirás novedades, promociones y ofertas de Busconómico (máx. 1 vez al mes).
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: contacto@busconomico.com. Consulta aquí nuestra política de privacidad.
Enlace permanente al comentario Ana (22 julio 2019)
Buenos días, estamos intentando aplicar el método Snowball, y hay algunas cosas que no nos cuadran.
En el ejemplo que ponen en la página, al principio, la deuda de la tarjeta de crédito es de 900 € en el primer mes, y en el segundo mes, baja a 733 y pico€. Ustedes dicen que la cantidad de ahorro es de 100€, con lo cual por lo que yo entiendo, el segundo mes la deuda debería ser de 714,46 € porque entiendo que a los 900€ se le restan los 100 € de aportación de ahorro y los 85,54 de la cuota del primer mes.
No lo entiendo, no me cuadran las cosas. Lo podrían explicar de forma más detallada. Porque siguiendo las instrucciones que dan no nos cuadran los números.

Muchas gracias.
Enlace permanente al comentario Busconómico (22 julio 2019)
Enlace permanente al comentario Susana (17 marzo 2016)
La verdad es que a mí nunca se me ocurrió amortizar la hipoteca (la única deuda que tengo) hasta que un amigo me comentó que él regularmente cuando juntaba algo de dinero realizaba amortizaciones parciales. Yo tengo una hipoteca muy baja de una cuota de 370 euros y nunca me preocupé, pero desde hace un par de años voy amortizando cantidades de 1000 ó 2000 euros cuando me junto con algo de dinero. Tampoco vivo obsesionado con mis ahorros porque al fin y al cabo hay que vivir también un poco, pero sí que cuando puedo amortizo. Veo mucho lío lo que aquí se expone ya que hay hipotecas que por contrato no te dejan amortizar menos de 1500 euros (como la mía) y ahorrar esa cantidad no es tarea fácil si no lo tienes automatizado, como por ejemplo haciendo una pequeña transferencia mensual a otra cuenta de ahorro que no utilizas de forma regular. Al cabo de unos meses tienes una bonita cantidad lista para amortizar deudas. Luego viene el tema de amortizar por cuota o plazo, pero esa ya es otra historia.
Enlace permanente al comentario Valen (07 marzo 2016)
Yo soy de los que se proponía ahorrar cada año entre 3.000 y 4.000 euros para amortizar hipoteca al final de año y al final nunca lo conseguía. Tras leer este artículo me he dado cuenta de lo mal que lo estaba haciendo primero porque no es necesario esperar a ahorrar 3.000 € (misión imposible) para hacer una amortización parcial.
Otro de mis errores era pensar que lo que debía quitarme era hipoteca por ser la duda más gorda, pero veo que tiene mucho más sentido quitar otros préstamos con mayor coste de intereses, especialmente los de la tarjeta de crédito.
Ya me he puesto manos a la obra y en cuanto cancele el crédito de la tarjeta me la quito de encima y no vuelvo a usarla.